Akio Toyoda, CEO de Toyota, está en contra de los vehículos eléctricos

Luego que el gobierno japonés manifestara su intención de iniciar una transición hacia la electricidad, el CEO de Toyota ha declarado que tal acción representaría la destrucción de la economía en el país

Desde hace cierto tiempo, Toyota ha manifestado su deseo de no apresurarse con respecto a la electrificación de su  producción.
Desde hace cierto tiempo, Toyota ha manifestado su deseo de no apresurarse con respecto a la electrificación de su producción.
Foto: Christina Telep / Unsplash

Akio Toyoda, CEO de Toyota, ha declarado su desacuerdo con las nuevas propuestas del gobierno japonés en torno a la reducción de emisiones, según informa CleanTechnica. El nieto del que fuese fundador de la compañía, también conocido por ser presidente de la Asociación Japonesa de Fabricantes de Automóviles (JAMA), considera que iniciar la transición hacia la completa electrificación de la industria en el país, como sugiere el gobierno, sería destruir la economía japonesa. En palabras del empresario: “Japón es un país que depende de las exportaciones. Por tanto, la neutralidad de carbono equivale a una cuestión de empleo para Japón. Algunos políticos están diciendo que tenemos que convertir todos los coches en vehículos eléctricos o que la industria manufacturera es anticuada, pero no creo que ese sea el caso. Para proteger los trabajos y las vidas de los japoneses, creo que es necesario alinear nuestro futuro con nuestros esfuerzos hasta ahora”.

Para Toyoda, esta decisión —que seguiría los esfuerzos de otros países como Estados Unidos— no se ajusta a su país. En ese sentido, considera que cada nación debería tomar sus propias decisiones en cuanto a reducción de emisiones, pero ajustándose a sus propias realidades. Ya en el pasado, el empresario había hecho este tipo de declaraciones favoreciendo la tecnología híbrida, un terreno que la compañía está explorando junto a otro tipo de opciones, más allá de la electricidad, que también pueden hacer una importante contribución en la neutralidad de carbono que Japón desea alcanzar en 2050.

Otro de los argumentos del CEO de Toyota tiene que ver específicamente con esa transición. Para él, el paso de los vehículos de combustión interna a los vehículos eléctricos significaría un duro golpe para los trabajadores del sector, ya que afectaría claramente los puestos de empleo. Por tanto, los vehículos híbridos podrían ser la vía más idónea para pasar de un tipo de tecnología a otra sin afectar la economía del país y sin dejar de cumplir las metas en cuanto a reducción de emisiones que se han fijado. Esta estrategia, según Toyoda, además garantizaría los puestos de empleo debido a que los vehículos híbridos también hacen uso de la combustión interna.

A pesar de que Toyota es una de las empresas que mejor ha sorteado los problemas derivados de la pandemia por COVID-19, como la escasez de chips, después de la primera mitad del año, sus provisiones de este material terminaron reduciéndose, obligando a la empresa a frenar también su producción en un 40%.

También te puede interesar: Escasez de chips: Toyota reduce su producción de vehículos en un 40%