La Reserva Federal comenzaría la retirada del estímulo monetario en noviembre

La Reserva Federal se está preparando para revertir el enorme estímulo económico que se entregó debido a la pandemia de coronavirus

el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell.
el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell.
Foto: Win McNamee / Getty Images

WASHINGTON – El inicio de la retirada del estímulo monetario en Estados Unidos podría comenzar en la próxima reunión de la Reserva Federal (Fed), prevista para el 2 y 3 de noviembre, mediante una reducción en el volumen de compra mensual de bonos.

Así lo indicó el banco central del país este miércoles al término de su reunión de política monetaria de dos días, en la que mantuvo sin cambios los tipos de interés de referencia entre el 0 % y el 0.25 %.

“Se podrían dar las condiciones” para el inicio de la disminución en el multimillonario programa mensual de compra de bonos de $120,000 millones de dólares en “la próxima reunión”, indicó el presidente de la Fed, Jerome Powell, en rueda de prensa.

Recalcó, no obstante, que la reducción se produciría de manera “gradual”.

“Estimamos que, de continuar así, la compra de activos finalizaría a mitad del próximo año”, informó Powell.

De este modo, Powell fue más preciso que el comunicado de política monetaria del banco central que señala que “si el progreso (económico) continúa de manera general como se espera, el comité juzga que una moderación en el ritmo en la compra de bonos podría estar pronto justificada”.

Sin cambios en los tipos de interés

La Fed rebajó los tipos de interés en el rango cercano a cero y lanzó el multimillonario programa de compras de bonos en de 2020 para ayudar a la economía tras la llegada de la pandemia de coronavirus al país, medidas que mantiene desde entonces.

Powell advirtió de que los tipos de interés no están vinculados “directamente” a la reducción en la compra de bonos, y remarcó que dado que la recuperación “aún está en marcha” no se espera modificarlos a corto plazo.

Los pronósticos -indicativos pero no vinculantes- de los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, en inglés), que dirige la política monetaria, señalan que lo más pronto será a finales de 2022 para la primera subida de tipos de interés en EE.UU.

Sin embargo, Powell avisó de que, pese a la mejoría, “nadie sabe cómo va a estar la economía dentro de un año”.

Rebaja en previsiones de crecimiento y aumento de inflación

La Fed rebajó sus previsiones de crecimiento económico hasta el 5.9 % este año, frente al 7 % estimado hace tres meses y elevó levemente las de inflación del 3.4 % al 4.2 % para final de año.

La inflación es ahora uno de los principales motivos de preocupación en EEUU, ya que se encuentra por encima del 5%, en niveles no vistos en más de una década.

La gran duda es si este repunte de precios es temporal y consecuencia del levantamiento de las restricciones impuestas por la pandemia y la reapertura económica, o si obedece a razones de fondo, lo que sería más peligroso.

El banco central considera que es de carácter transitorio, al estimar que en 2022 la inflación se moderará hasta el 2.2 %, cerca de la meta anual del 2 %.

“La inflación es elevada y probablemente se mantenga así por unos meses antes de moderarse”, sostuvo Powell.

La Fed cuenta con un doble mandato de estabilidad de precios y promoción del pleno empleo.

El mercado laboral en EEUU sigue registrando progresos, aunque a un ritmo más lento del esperado, y la tasa de desempleo cerró agosto en el 5.2 %, frente al 6.7 % de final de 2020.

Al banco central estadounidense le quedan dos reuniones de política monetaria antes de final de año, la mencionada de comienzos de noviembre, y la última, a mediados de diciembre.