Licencia de conducir en Estados Unidos: qué hacer cuando mi licencia ha sido revocada

A diferencia de las licencias de conducir suspendidas, las licencias revocadas implican la cancelación permanente de los privilegios para un conductor

En Estados Unidos, una licencia revocada no es lo mismo que una licencia suspendida.
En Estados Unidos, una licencia revocada no es lo mismo que una licencia suspendida.
Foto: Kindel Media / Pexels

En Estados Unidos, cuando una licencia de conducir es revocada, el conductor debe evitar conducir a toda costa. Esta medida impedirá que las consecuencias, que ya son graves, empeoren y puedan llevarlo a perder sus privilegios para siempre. A diferencia de las suspensiones, que suelen ser temporales, las revocaciones son permanentes y no implican la retención de la licencia, sino la eliminación de la misma hasta que las autoridades lo consideren prudente. Esta eliminación concierne solo al documento, porque los privilegios prevalecen, solo que suspendidos. Una vez que el conductor cumple con todo lo que las autoridades exigen, tendrá la oportunidad de llevar a cabo el proceso de solicitud de una nueva licencia válida desde cero.

En ese sentido, no solo tendrá que consignar los documentos y toda la información nuevamente, sino que deberá presentar las evaluaciones correspondientes ante el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV): la prueba escrita, un examen donde el solicitante deberá demostrar su conocimiento de las leyes, y la prueba práctica, un examen de manejo supervisado por el DMV donde el solicitante tendrá la oportunidad, una vez más, de demostrar sus habilidades frente al volante.

Todo esto se debe a que las revocaciones están asociadas a delitos muy graves cometidos frente al volante, como conducción bajo la influencia de drogas o alcohol, conducción distraída o imprudente, participación en carreras ilegales o abandono de la escena luego de haber causado un accidente. En este punto también radica una diferencia entre las suspensiones y las revocaciones, ya que en el primero de los casos solo importan los delitos en movimiento, es decir, los delitos que son cometidos mientras se opera un auto. Las revocaciones son distintas porque también pueden estar relacionadas con delitos que no se han cometido mientras se conduce: no asistir a comparecer ante el tribunal cuando se es citado, no tener seguro de auto, conducir con una licencia inválida, retener una manutención infantil, estar relacionado con el uso, abuso o tráfico de drogas o sustancias ilícitas o falsificar la documentación del vehículo.

Negarse a pruebas de sobriedad y no pagar multas acumuladas, también pueden ser razones para revocar la licencia. Cuando esto sucede, lo más importante es estar consciente del estatus delicado de los privilegios, esperar el tiempo que fijaron las autoridades y sobre todo no conducir. En algunos casos, los expertos recomiendan buscar ayuda de un abogado especializado.

También te puede interesar: Licencia de conducir en Estados Unidos: cuánto dura el “periodo de gracia” una vez que se ha vencido