9 formas de acelerar tu metabolismo sin hacer dieta

La velocidad a la que tu cuerpo quema calorías depende de varios factores, en algunos de ellos no tienes control, pero sí hay varias formas en las que puedes acelerar tu metabolismo

En muchos casos el aumento de peso no se debe a un metabolismo lento, sino a que se consumen más calorías de las que se queman.
En muchos casos el aumento de peso no se debe a un metabolismo lento, sino a que se consumen más calorías de las que se queman.
Foto: SHVETS production / Pexels

Muchas personas desean impulsar y acelerar el metabolismo con deseos de perder peso. El metabolismo de una persona es la velocidad a la que su cuerpo quema calorías para obtener energía. Hay muchos factores que intervienen que no puedes controlar, pero sí hay otras prácticas que puedes realizar para mejorar tu metabolismo.

Entre las cosas que no puedes intervenir están el sexo, la edad o la genética. Los hombres tienden a quemar más calorías que las mujeres; el metabolismo también se ralentiza constante después de los 40 años; y también hay quienes heredan un metabolismo rápido. Hay otros factores en los que sí puedes influir, como la grasa corporal y la masa muscular.

Cómo aumentar tu metabolismo

1. Evita dietas restrictivas

Las dietas de choque altamente restrictivas y poco equilibradas pueden ralentizar su metabolismo y pueden provocarte problemas para tu salud.

El Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS) señala que con algunas dietas, el cuerpo se ve obligado a descomponer los músculos para usarlos como energía. Cuanto menor sea tu masa muscular, más lento será tu metabolismo.

2. Come en horarios regulares

Comer con regularidad en horarios contantes, con intervalos de aproximadamente 4 horas puede ayudar a mantener el equilibrio metabólico. Medical News Today comparte que si una persona come mucho y luego pasa largos períodos sin comer, el cuerpo puede quemar calorías más lentamente y almacenar más células grasas.

3. Come más proteína

El cuerpo quema más calorías al digerir proteínas que al comer grasas o carbohidratos. Consumir alimentos magros y ricos en proteínas dentro de una dieta equilibrada puede estimular el metabolismo a la hora de comer.

La pechuga de pollo es uno de los alimentos saludables más ricos en proteínas. Otras buenas opciones de proteínas son pavo, pescado, huevos, frijoles, tofu, nueces y lácteos bajos en grasas.

4. Consume suficientes calorías

Seguir una dieta con muy pocas calorías puede hacer que el metabolismo se ralentice para que el cuerpo pueda conservar energía.

Un nuevo estudio en coautoría de investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard sostiene que más que la cantidad, importa de qué alimentos provienen las calorías que consumes. La obesidad sería causada por el consumo excesivo de alimentos con una alta carga glucémica: en particular, carbohidratos procesados y de rápida digestión

5. Entrenamiento de fuerza

El NHS señala que a medida que envejecemos, tendemos a ganar grasa y perder músculo. Lo que explica por qué el metabolismo puede ralentizarse.

Además de consumir proteína se requiere realizar ejercicios de fortalecimiento muscular como levantar pesas y sesiones de ejercicio de alta intensidad. “El músculo quema más calorías que la grasa”, señala el NHS.

6. Actividad aeróbica  

Caminar, andar en bicicleta y nadar puede aumentar tu metabolismo y quemar calorías. Intenta hacer 150 minutos de actividad aeróbica a la semana.

7. Bebe suficiente agua

El metabolismo puede ralentizarse cuando se está levemente deshidratado. Tu cuerpo necesita agua para procesar calorías.

8. Duerme lo suficiente

El sueño restringido y la mala calidad del sueño pueden provocar trastornos metabólicos, aumento de peso y un mayor riesgo de obesidad. Según Sleep Foundation, no dormir lo suficiente puede reducir la cantidad de peso perdido y animar a comer en exceso. Procura dormir entre 7 y 9 horas diariamente.

9. Controla el estrés

El estrés puede hacer que el cuerpo produzca más cortisol de lo habitual. El cortisol es una hormona que ayuda a regular el apetito.

Respecto a ciertos alimentos y bebidas que se ha señalado pueden estimular el metabolismo, como el té verde, el café negro, las especias y las bebidas energéticas. El NHS señala que la evidencia detrás de estas afirmaciones es débil o no son soluciones efectivas a largo plazo. También indica que en muchos casos el aumento de peso no se debe a un metabolismo lento, sino a que se consumen más calorías de las que se queman.

Te puede interesar: