Lyn May sorprende al revelar que su embarazo “se acabó” luego de sufrir tremendo susto en un avión

La vedette mexicana, Lyn May, dijo que su embarazo se había acabado debido al susto que pasó en el avión que la llevaría de regreso a la Ciudad de México

Lyn May.
Lyn May.
Foto: Mezcalent

Luego de sorprender a sus seguidores de redes sociales luciendo algunos cambios en su rostro e invitarlos a seguir sus pasos colocándose botox, ahora Lyn May revela entre risas que su embarazo gemelar se acabó debido al susto que sufrió durante un viaje de regreso a la Ciudad de México.

El pasado 8 de agosto la vedette mexicana enloqueció las redes sociales al asegurar que a sus 68 años se encontraba embarazada de gemelos y con una foto junto a su novio, Markos D1, confesó que tenía tres meses de embarazo, provocando todo tipo de reacciones, desde las felicitaciones hasta las burlas.

Sin embargo, tras poco más de dos meses de mantenerse en el centro de la polémica, nuevamente llamó la atención al revelar que su embarazo de aproximadamente 5 meses terminó luego del tremendo susto que sufrió mientras viajaba en un avión procedente de Mexicali, Baja California, con destino a la Ciudad de México que presentó fallas y obligó al piloto a regresar de emergencia.

Durante un encuentro con los representantes de los medios de comunicación en el aeropuerto, la originaria de Acapulco, Guerrero, dijo que se encontraba muy bien, pero sospechaba que su embarazo se había acabado por las turbulencias y el susto por el que pasó.

“Yo creo que ya el embarazo se acabó porque con ese susto y ese zangoloteo del avión volvimos a nacer y toda la gente llorando abajo”.

Mencionando entre risas para el programa ‘Sale el Sol’ que posiblemente sus bebés de habían espantado.

“Se espantaron yo creo (los gemelos) y ya se acabó el embarazo”.

Acostumbrada a llamar la atención, poco después aseguró durante una entrevista con el programa ‘De Primera Mano’ que su embarazo continúa.

“Está muy bien (su embarazo), estoy agarrada, pero estoy muy bien”.

Y negó rotundamente su versión anterior, reiterando que su dulce espera de gemelos sigue siendo completamente normal, pero de lo que no ha logrado recuperarse es del susto que se llevó en el avión.

“Es mentira todo lo que dicen. A mí lo que me dolió fue el corazón, empecé a sudar y me dolían mucho las manos, los brazos y las piernas me temblaban mucho. Voy a tener que ir al psicólogo porque es un susto muy grande que no creas que se quita con té de manzanilla”.

También te puede interesar: