Exclusiva

‘Por fin, las voces de los nativos americanos están siendo escuchadas’

El alcalde Eric Garcetti, el concejal Mitch O’Farrell y nativos americanos celebraron por cuarta ocasión el Día de los Pueblos Indígenas; esta semana se someterá iniciativa para actualizar el sello y la bandera de la ciudad

Foto de archivo.
Foto de archivo.
Foto: Jorge Macías / Impremedia

El concejal Mitch O’Farrell, miembro de la nación Wyandotte (tribu de indios americanos), anuncio la Iniciativa de la Tierra Indígena de Los Ángeles (Indigenous Land Initiative), que abordará su pasado de la ciudad y transformará las políticas de la ciudad con respecto a los Indígenas Nativos Americanos.

De inicio, el parque Serra, en honor del sacerdote católico español, Fray Junípero Serra, que estableció el sistema de misiones en California será removido y se llamará La Plaza Park hasta que se adopte un nombre oficial.

“Los Ángeles es una ciudad de pertenencia que asume la responsabilidad de los errores que cometimos en el pasado”, dijo el alcalde Eric Garcetti, durante la celebración del Día de los Pueblos Indígenas. “Nuestros hermanos y hermanas indígenas merecen justicia y hoy [ayer] damos un paso hacia la entrega de una mayor sensibilidad cultural y espacios para que los angelinos se reúnan y realicen sus ceremonias tradicionales”.

Odilia Romero, directora de CIELO (c).

También, esta semana el concejal O’Farrell presentará una moción ante sus homólogos del ayuntamiento, como parte de un esfuerzo para actualizar el sello y la bandera de la ciudad de Los Ángeles, a fin de incluir la representación de las tribus locales e indígenas estadounidenses. En el proceso se buscará la opinión de los angelinos.

En junio 25, O’Farrell pidió que la ciudad presentara una disculpa formal a los pueblos indígena, sobre  la base de la promulgación histórica de políticas destinadas a “matar, asesinar y privar de derechos a las personas AIAN (Indios Americanos y Nativos de Alaska)”.

“El sistema español de las Misiones sacó sistemáticamente y por la fuerza a los indígenas locales de las aldeas tradicionales mediante coacción”, dijo el concejal.

O’Farrell recordó que, en discurso de 1851 a la Legislatura, el entonces gobernador Peter Burnett incitó directamente a la violencia al afirmar que “se debe esperar una guerra de exterminio entre las dos razas hasta que la raza indígena se extinga”.

Funcionarios de LA celebran con los indios nativos el Día del Pueblo Indígena. (Cortesía)

Por ello, el funcionario se ha abocado a la tarea de lograr que la ciudad tome medidas con respecto a las relaciones de gobierno tribal a gobierno local, estatal y federal, la colaboración y el reconocimiento histórico de los errores del pasado,  además del desarrolla políticas enfocadas para mejorar las vidas de las personas AIAN en Los Ángeles.

La nación indígena Wyandotte de la que es descendiente O’Farrell es una tribu de nativos americanos de Oklahoma. Consta de los remanentes Tionontati, Attignawantan y Wenrohronon (Wenro) que habitan el territorio de Georgian Bay y el Lago Huron.

‘Vendrán tiempos mejores’

El condado de Los Ángeles tiene la población más grande de indios americanos urbanos y nativos descendientes de Alaska (AIAN) en los Estados Unidos, con más de 160, 000 habitantes, por lo que las  políticas de la Iniciativa de la Tierra Indígena de Los Ángeles fueron bienvenidas por líderes locales nativos americanos.

“Nuestra comunidad está agradecida con el concejal O’Farrell por seguir siendo la voz de los nativos americanos en el Concejo Municipal de Los Ángeles”, dijo Rudy Ortega, Jr., presidente tribal de la Banda de Indios Misioneros Fernandeño Tataviam. “Estas políticas tienen la promesa de ser verdaderamente transformadoras. Esperamos trabajar con los residentes y los líderes de la ciudad para construir un futuro mejor para las comunidades nativas en Los Ángeles ”.

Anthony Morales, presidente de la Banda de Indios Misioneros Gabrieleno / Tongva, apuntó que “en los últimos siglos hemos estado sin voz con demasiada frecuencia; por fin, las voces de los nativos americanos están siendo escuchadas”.

Por su parte, Chrissie Castro, presidenta de la Comisión para Indígenas Nativos Americanos del Condado de la ciudad de Los Ángeles (LANAIC), fundada hace 45 años, destacó el trascendental momento.

“Pero lo que es más importante, será seguido por nuestro trabajo colectivo para convertir los anuncios en acción. Mientras celebramos y reflexionamos sobre el Día de los Pueblos Indígenas, sabemos que vendrán días mejores”.

Resistencia de comunidades indígenas de México en la agricultura de California

 Odilia Romero, directora ejecutiva de Comunidades Indígenas en Liderazgo (CIELO),  declaró a La Opinión que había que celebrar 529 años de resistencia “por la intensa guerra” desatada contra los pueblos indígenas.

“A pesar de todo, conservamos nuestras lenguas indígenas, nuestras comunidades y nuestra identidad”, dijo. “Pero todos los días tenemos que resistir para sobrevivir”.

De acuerdo con un estudio de los indígenas mexicanos en la agricultura de California, dirigido por Richard Mines, si bien México  cuenta con más de seis millones de  hablantes de lenguas indígenas, al menos siete de esas lenguas se hablan en California: Tzeltal, Otomí, Tzotzil, Zapoteco, Mixteco, Maya y Náhuatl

Tanto los mixtecos como los zapotecos cuentan con aproximadamente medio millón de hablantes en México y Estados Unidos. Un tercer grupo con representación significativa en la agricultura de California son los Triquis.

 “Con el paso del tiempo hemos abierto espacios donde no somos bienvenidos”, dijo Odilia Romero. “Nosotros hemos logrado establecer la permanencia de nuestra comunidad cuando celebramos el Mes de la Herencia Oaxaqueña [de julio a agosto], que es reconocida por la ciudad de Los Ángeles”,

Sin embargo, uno de los retos principales de las comunidades indígenas de los estados del sureste mexicano y de Guatemala, principalmente, es “la criminalización de los pueblos indígenas en California, porque cuando están en centros de detención y no hablan la lengua, ya sea español o  inglés, no tienen acceso al respeto de sus derechos humanos más básicos”.

 Legislación federal en favor de los pueblos indígenas

En el Día de los Pueblos Indígenas algunos funcionarios expresaron su sentir y apoyo a los grupos que por siglos fueron masacrados, despojados e ignorados por la sociedad predominante en Estados Unidos, pero ahora por cuarto año consecutivo, en Los Ángeles, han logrado un reconocimiento a su resistencia y derecho por sobrevivir. La supervisora Hilda Solís y la congresista Norma Torres levantaron la voz para seguir trabajando en la lucha por el respeto y el reconocimiento a todos los pueblos indígenas en California.

La congresista Norma Torres, de raíces guatemaltecas indicó que “durante demasiado tiempo, nuestro país no ha reconocido su verdadera historia y orígenes. En este día, deberíamos trabajar para admitir y corregir ese fracaso celebrando nuestras naciones tribales y pueblos indígenas, sus raíces, tradiciones y contribuciones culturales a nuestro país”.

Torres, representante del Distrito 35 en el Congreso de Estados Unidos, ha presentado y copatrocinado varias leyes para apoyar a las comunidades de nativos estadounidenses e indígenas, incluyendo:

·         HR 5473:  Ley del Día de los Pueblos Indígenas, para reconocer y establecer federalmente el Día de los Pueblos Indígenas,

·         Resolución 53 del Congreso para establecer el 30 de septiembre como un día de recuerdo para los niños nativos americanos que murieron asistiendo a un  internado, y para honrar a los sobrevivientes, sus familias y comunidades,

·         HR 1937: Ley de Mejora Económica de la Comunidad India, desarrollo económico para las comunidades nativas americanas, 

·         HR 2733: Ley de Savanna para ordenar al Departamento de Justicia que revise y desarrolle protocolos de aplicación de la ley y justicia para abordar las desapariciones o asesinatos de nativos americanos.

Priorizar la equidad en el condado de Los Ángeles

El segundo lunes del mes de octubre es el Día de los Pueblos Indígenas, que reemplazo la festividad del Día de la Raza, según una ordenanza aprobada en la ciudad de Los Ángeles en 2017.

En el condado, la supervisora Hilda Solís presentó ese mismo año la moción que reconoció el Día de los Pueblos Indígenas.

“El condado de Los Ángeles es el hogar de múltiples tribus que nunca han sido reconocidas y que continúan enfrentando problemas de acceso a la tierra a pesar de sus antecedentes y contribuciones culturales”, escribió Solís en su cuenta de Twitter.

“Este reconocimiento y  acceso inequitativo a las tierras de propiedad del condado para los pueblos nativos impactan negativamente en su salud física, mental, espiritual y emocional y salud cultural”, expresó la supervisora del Primer Distrito, que, además, se comprometió a priorizar la equidad para todas las comunidades angelinas.