Un gran número de personas no se ha inmunizado a pesar del mandato de vacunación estudiantil

Se esperaba que un grupo no se vacunaría por razones religiosas o ideológicas; pero un legislador podría impulsar una legislación para eliminar la exención por creencias personales

Estudiante recibe la vacuna del covid. (Calmatters)
Estudiante recibe la vacuna del covid. (Calmatters)
Foto: Dylan Bouscher, Bay Area News Group / Cortesía

El superintendente del Distrito Escolar Secundario de la Unión Conjunta de Nevada, Brett McFadden, espera que la gran mayoría de sus estudiantes y personal cumplan con el mandato de vacuna covid-19 emitido por el gobernador Gavin Newsom el 1 de octubre.

Pero también espera que alrededor de 10 de sus empleados renuncien por oposición personal o política.  

“Es un número realmente pequeño, pero las personas que están molestas son las que más hablan”, dijo McFadden, cuyo distrito en el condado de Nevada está a unas 65 millas al noroeste de Sacramento. “La gran mayoría de los educadores dicen que están bien con todo, y dicen, nos vacunaremos”.

Como una pequeña minoría de maestros y padres en todos los mandatos estatales de vacunación protesta, un legislador está considerando formas de fortalecer el nuevo requisito de inmunización mediante la eliminación de un controvertido vacío legal de salud pública que los legisladores estatales habían eliminado previamente para las otras 10 vacunas requeridas para los estudiantes de California.

“El propósito de estas leyes no es hacer que nadie vacune a sus hijos, es mantener las escuelas seguras”, dijo el senador estatal Richard Pan de Sacramento, un demócrata y pediatra que preside el Comité de Salud del Senado. 

“No es nuestro deseo, que las escuelas tengan que cerrar y que la gente tenga que ser enviada a casa y puesta en cuarentena”.

El mandato para vacunarse anunciado la semana pasada entrará en vigor tan pronto como la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos apruebe completamente la vacuna para los diferentes grupos divididos por edad. La administración de Newsom espera que la primera fecha límite de vacunación para los grados 7-12 sea el 1 de julio de 2022.

Sin embargo, el mandato permite exenciones por creencias personales. Esto significa que los estudiantes y el personal pueden optar por no recibir la vacuna por razones religiosas o ideológicas.

El proceso de exenciones por creencias personales para las vacunas varía en todo el país para estudiantes y empleados, según Dorit Reiss, profesora de derecho en UC Hastings.

“Algunos simplemente piden marcar una casilla en un formulario”, dijo. “Otros tienen un proceso diferente como enviar una carta. 

Pan tiene una larga trayectoria en el fortalecimiento de las reglas de vacunación para los estudiantes. En 2012, fue autor de una ley que requería que los padres que buscaban una exención por creencias personales consultaran con un experto médico sobre los beneficios y riesgos de las vacunas. 

En 2015, fue coautor de una ley que eliminó por completo la exención por creencias personales para las vacunas infantiles. 

Luego, Pan ajustó con éxito las regulaciones sobre exenciones médicas en 2019 con un proyecto de ley que requería que el Departamento de Salud Pública de California auditara todas las exenciones médicas en las escuelas con tasas de inmunización de menos del 95% así como a los médicos que presentasen más de cinco exenciones médicas durante el calendario anual. Los manifestantes contra las vacunas se opusieron celosamente al proyecto de ley.

El mandato de vacunas de la semana pasada revivió el tema de la exención por creencias personales porque la ley de 2015 requiere que cualquier requisito de inmunización emitido por el departamento de salud estatal sin un voto de la Legislatura incluya esa disposición.

“En ese momento, estábamos más preocupados por las vacunas de rutina. Estábamos pensando, ¿por qué tener una pelea que realmente no importa?”, indicó Pan. “Las leyes que redactamos para los mandatos escolares no se redactaron pensando en las pandemias. Es por eso que esa provisión está ahí”.

Pan dice que considerará redactar una legislación que eliminaría la exención si los casos de covid-19 aumentan en todo el estado o si los distritos informan que un gran número de estudiantes y personal abusan de esta disposición para evitar la vacuna. 

Un posible proyecto de ley, dijo Pan, agregaría la vacuna a la lista de vacunas ya requeridas para los estudiantes de escuelas públicas y privadas. Entonces se trataría como los otros 10 requisitos de vacunas que no permiten una exención por creencias personales según la SB 277.

“El problema con la exención por creencias personales es que si hay demasiadas personas que la usan, tendremos escuelas que no son seguras”, agregó. “Necesitamos asegurarnos de que los niños puedan permanecer en la escuela y aprender y no tener que ser enviados a casa durante dos semanas”.

El capítulo Californiano de la Academia Estadounidense de Pediatría emitió una declaración en apoyo del mandato.

“La erradicación de la viruela y la poliomielitis, así como la prevención de la meningitis, el sarampión y la tosferina demuestran que las vacunas funcionan”, dijo el presidente del capítulo, Yasuko Fukuda. “Las nuevas vacunas se desarrollan y evalúan mediante un proceso riguroso de larga data para garantizar la eficacia y la seguridad”.

Catherine Martin, directora ejecutiva de la Coalición de Inmunización de California, un grupo de defensa de la salud pública, dijo que comprende las preocupaciones de los padres que dudan sobre la vacuna covid-19, pero está de acuerdo en que la exención por creencias personales debería eliminarse.

“La razón número uno para eliminar la exención por creencias personales es ser consistente”, dijo Martin. “Esta vacuna no es más riesgosa que cualquier otra vacuna”.

Actualmente, las vacunas covid no cuentan con la aprobación de la FDA para niños, pero se espera que la tengan para cuando el mandato entre en vigencia.

Martin dijo que su organización pasará los próximos meses apoyando a los pediatras y administradores escolares, mientras explican los beneficios y riesgos de la vacuna contra el covid a los estudiantes y sus familias.

“Los padres están sufriendo porque realmente están asustados”, dijo. “Los médicos realmente necesitarán mejorar su roll en términos de tomarse el tiempo y responder sus preguntas”.

Sin embargo, Martin siente menos simpatía por los maestros y el personal escolar que se niegan a vacunarse por razones políticas.

“Si no creen en la ciencia o si es una creencia política, tal vez necesiten encontrar otro trabajo”, dijo. “Quizás esto elimine a las personas que no creen en la ciencia”.

Para leer el artículo completo visita LaOpinión.com. CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.

El presidente de la Asociación de Maestros de California, E. Toby Boyd, emitió una declaración la semana pasada apoyando el mandato de vacunas para los estudiantes y dijo que la gran mayoría de los maestros ya han sido completamente vacunados.

“Si bien reconocemos la necesidad de exenciones médicas y religiosas, creemos que las vacunas son clave para la seguridad tanto de los estudiantes como de los educadores, ya que mantienen nuestras escuelas abiertas para la instrucción en persona y para combatir esta pandemia”, dijo Boyd.

La portavoz de la CTA, Lisa Gardiner, se negó a comentar si el sindicato apoyaría la eliminación de la exención por creencias personales si los legisladores propusieran un proyecto de ley.

McFadden espera que la mayoría de sus empleados, incluso aquellos que se oponen al mandato, eventualmente reciban sus vacunas para poder mantener sus trabajos. Dijo que cuando el gobernador emitió un mandato anterior que requería que los maestros se vacunen o se sometan a pruebas periódicas, muchos maestros se quejaron, pero la mayoría respondió.

“Dijeron: ‘No quiero hacer esto’, pero luego se dieron cuenta de que tenían que pagar la renta”, explicó­­. “Puede que tenga 5 o 10 que no se vacunen y se irán”.

CalMatters.org es una organización de medios de comunicación sin fines de lucro, no partidista, que explica las políticas públicas y los temas políticos de California.