Expertos indican que la temporada de huracanes del 2021 podría estar llegando a su fin

A pesar de que la actividad tropical en el Atlántico ha disminuido, el mar Caribe podría formar tormentas importantes durante las próximas semanas incluso después de terminada oficialmente la temporada de ciclones de 2021

Los meteorólogos prevén que la actividad en el Atlántico, bajo sorpresas, se mantenga tranquilo hasta el final de la temporada.
Los meteorólogos prevén que la actividad en el Atlántico, bajo sorpresas, se mantenga tranquilo hasta el final de la temporada.
Foto: Sean Rayford / Getty Images

Luego de un inicio bastante activo de la temporada de tormentas del 2021 en el que hasta cinco tormentas se formaron en julio, parece ser poco probable que el Atlántico presencie otra tormenta tropical hasta el 30 de noviembre. Sin embargo, los expertos explican que a pesar de que los vientos tropicales de África han disminuido de manera importante, hay fenómenos meteorológicos que podrían formarse en el Caribe, como el huracán Ida.

En la lista de nombres para tormentas asignados para 2021, solo queda Wanda, aunque es poco probable que se use, los pronosticadores recomiendan no confiarse.

Según AccuWeather, teniendo en cuenta que la actividad tropical en el Atlántico disminuye a mediados de octubre, es ese momento cuando el mar Caribe estadísticamente produce una cantidad importante de tormentas en el trópico.

El huracán Ida se formó en sur del mar Caribe y provocó destrozos multimillonarios en Louisiana y Mississippi, que todavía no se han recuperado del todo del paso de este fenómeno en agosto. Por otra parte, Henri nació de manera atípica producto de un complejo de tormentas eléctricas al noreste de los Estados Unidos.

Uno de los huracanes más recientes, Nicholas, se formó en la Bahía de Campeche, en el Golfo de México, antes de tomar fuerza y tocar tierra en Texas como huracán de categoría 1.

El medio especializado en clima, indica que uno de los motivos que podría reducir la cantidad de tormentas tropicales es la cizalladura del viento.

“Cuando hay vientos fuertes, lo que llamamos cizalladura del viento, esos vientos fuertes debilitarán los sistemas tropicales, y es por eso que ha estado tan tranquilo desde el 15 de septiembre, porque hemos tenido una enorme cantidad de cizalladura del viento en la cuenca del Atlántico”, dijo un meteorólogo de AccuWeather.

No obstante, este fenómeno podría verse afectado por La Niña, un proceso meteorológico complejo que podría “empujar” desde el Pacífico a la cizalladura hacia el norte y expulsándola del Caribe, lo que podría dar pie a tormentas tropicales antes de que termine la temporada o incluso después, un pronóstico que no es nuevo.

En 2020 el huracán Iota, el más devastador del curso pasado, se formó a finales de noviembre y llegó a ser un potente ciclón de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson cuando tocó tierra en Nicaragua con vientos de hasta 155 millas por hora.

Por su parte, el huracán más potente de la temporada 2021 fue Sam, aunque no llegó a tocar tierra en ningún lado, se mantuvo como un poderoso fenómeno tropical en el Atlántico por varios días hasta que se disipó cerca de Groenlandia.

La última tormenta registrada fue Victor, que se mantuvo relativamente cerca de las costas africanas hasta que se disipó. Al parecer y salvo a cambios drásticos en el Atlántico, la temporada de tormentas podría tener los días contados.

Lee también:
VIDEO: Un meteorito cayó en la cama de una señora en Columbia Británica mientras dormía
Lluvia de las oriónidas 2021: cuándo es su pico y desde dónde podrán ser vistas
El volcán en La Palma amenaza con aumentar su destrucción luego de cuatro semanas de erupción