Exlíder sindical hispana es acusada de fraude fiscal y malversación de fondos

Alma Hernández y su esposo se defienden de los cargos criminales y dicen que los hechos se han tergiversado

Alma Hernández quien fuera la primera latina en ser directora ejecutiva del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU) en California, enfrenta cargos de corrupción. (Cortesía)
Alma Hernández quien fuera la primera latina en ser directora ejecutiva del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU) en California, enfrenta cargos de corrupción. (Cortesía)
Foto: Suministrada

La exdirectora del sindicato más grande de California, Alma Hernández y su esposo José Moscoso fueron arrestados por cargos de fraude fiscal, malversación de fondos, perjurio, hurto mayor e incumplimiento en el pago de impuestos del seguro del desempleo.

Hernández logró salir de detención de la cárcel del condado de Sacramento, pero su esposo no tiene derecho a fianza. 

El arresto se llevó a cabo en Sacramento, aunque la pareja tiene su residencia en Los Ángeles.

Son un total de 13 cargos criminales los que el procurador de California, Rob Bonta entabló en conjunto contra la pareja, lo que representa una pérdida para el estado superior a los $100,000.

Hernández y Moscoso fueron detenidos el viernes 15 de octubre cuando la pareja se presentó a declarar en la Corte Superior de Sacramento.

De acuerdo a la demanda del Fiscal de California presentada en octubre 4, Hernández y Moscoso no reportaron un ingreso de $1.4 millones en un periodo de 5 años. 

Alma Hernández asegura que se defenderá de hechos que considera tergiversados. (Cortesía)

Además fue acusada de hacer mal uso de una cuenta de donativos políticos para pagarle a su esposo, $12,000 por servicios que no llevó a cabo durante la campaña de José Solorio al Senado en  2014.

De manera separada, Moscoso es acusado por no reportar ingresos y pagar impuestos al trabajo de su negocio, LA Duct Cleaning LLC.

Hernández había sido investigada desde marzo de 2019 cuando la Comisión de Políticas y Prácticas Justas de California (FPPC) descubrió pagos sospechosos a su esposo, pero nada de estas investigaciones dieron origen a una acusación formal hasta que donó $6 millones a la campaña  contra la destitución del gobernador Gavin Newsom.

“Los sindicatos son una parte integral de lo que hace fuerte a California. Están formados por personas trabajadoras que se unen para exigir salarios justos, atención médica de calidad, un ambiente de trabajo seguro y la capacidad de jubilarse con dignidad ”, dijo el procurador Bonta.

Pero enfatizó que los trabajadores merecen líderes que los ayuden a lograr estos objetivos en la mesa de negociaciones y mediante la promoción política, pero también líderes en los que puedan confiar.

“Cuando hay motivos para creer que se ha roto la confianza y se han cometido delitos, tenemos el deber ético de investigar. Se lo debemos a la gente de California”.

Los sindicatos merecen tener líderes en los que puedan confiar, dice el procurador Rob Bonta. (AP Photo/Nick Ut)

Hernández fungió como directora del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU) de California desde 2016.

Horas después de que se dieron a conocer las acusaciones, renunció al cargo de directora del SEIU.

Bob Schoonover, director del local 721 del SEIU y presidente del SEIU California State Council, dijo que están profundamente preocupados por las acusaciones.

“Hemos aceptado la renuncia de la señora Hernández y hemos cooperado plenamente con las autoridades en este asunto y continuaremos haciéndolo”.

Dijo que cualquier uso indebido de fondos es inaceptable y están comprometidos a redoblar sus esfuerzos para asegurar que todos los funcionarios y el personal se adhieran al más alto nivel de conducta ética y financiera.

La Opinión contactó a Jeffrey Tsai, abogado de Hernández y Moscoso, pero hasta el momento no ha habido una respuesta.

Sin embargo, en un comunicado expuso que la pareja está deseando defenderse a sí mismos y su buen nombre.

“No estamos de acuerdo con los cargos en este caso, y ellos tergiversan los hechos verdaderos, los cuales reflejan su arduo trabajo por una vida honesta para ellos y su familia”, dijo Tsai.

La próxima audiencia en la corte la tienen programada para el 9 de noviembre.

La pareja Hernández-Moscoso le deben más de $140,000 al estado y podrían enfrentar tiempo en una prisión estatal.

 “Hemos nombrado a una directora ejecutiva Interina, Tia Orr, que ha luchado por los trabajadores durante 16 años como defensora de los miembros de SEIU en Sacramento, incluidos los últimos cinco años como directora de relaciones gubernamentales de SEIU California”, dijo Schoonover.

“Tía es una líder política experimentada y experta que sabe cómo salvar las diferencias y los acuerdos de manera que continuará guiándonos en nuestra lucha por una sociedad y una economía equitativas”.

EL SEIU es el sindicato más grande de California. (Cortesía SEIU-UHW)

El SEIU California representa a 700,000 trabajadores sindicales, conserjes, trabajadores del hogar, trabajadores sociales, profesores, trabajadores de escuelas, de la salud y empleados municipales, estatales y del condado.

Es el sindicato más grande en el estado y ha sido la voz política de la clase trabajadora en California. Se le conoce por dar fuertes donativos a las campañas de los demócratas.

Hernández fue la primera latina y la primera mujer en ocupar el cargo de directora del SEIU.

En un perfil publicado por La Opinión cuando le dieron el cargo en 2016, Hernández dio a conocer que sus padres emigraron de México a California en busca de un mejor futuro para su familia.

Al lado de sus padres trabajó en los campos agrícolas del Valle Central. Se graduó con honores de la Universidad de California en Berkeley y participó en la organización MECHA.

Después de graduarse, trabajó 5 años en la legislatura de California. Después se hizo cabildera y administradora de campañas políticas. Se unió al SEIU en 2010. Primero fue directora política donde manejó los gastos de campañas y ayudó al SEIU a construir su brazo político.