Belcampo cierra sus restaurantes en California por escándalo sobre la proveniencia de sus carnes

Belcampo cierra sus restaurantes en Caliornia y pone fin a sus operaciones de comercio electrónico y minoristas; el cierre sucede pocos meses después de que exempleados revelaran engaños a los clientes sobre la carne

Belcampo reconoció el engaño a clientes, pidió disculpas y les ofreció un reembolso.
Belcampo reconoció el engaño a clientes, pidió disculpas y les ofreció un reembolso.
Foto: Emre Vonal / Pexels

Belcampo decidió cerrar todos sus restaurantes, carnicerías y operaciones de comercio electrónico luego de un escándalo relacionado con el origen de los productos cárnicos.

La cadena de restaurantes Belcampo se especializaba en carne orgánica, criada humanamente y sostenible. Operaba cinco negocios, tres en el área de Los Ángeles y dos en el norte de California. El cierre sucede cuatro meses después de que varios empleados revelaran que el Belcampo estaba reemplazando los productos cárnicos básicos en lugar de los suyos.

Belcampo ya no venderá ni servirá alimentos en ninguna de sus ubicaciones, confirmó el CEO Garry Embleton en un comunicado. “La compañía está explorando una gama de opciones para brindar a los consumidores productos sin marca a través de nuevos canales de distribución”.

A los empleados se les habría informado de sus despidos a través de mensajes de texto, según dijeron fuentes cercanas a la compañía a Eater LA.

En mayo, un carnicero de Los Ángeles que afirmó ser exempleado de Belcampo, publicó en su Instagram una serie de videos en el los que señala que el abastecimiento de la carne en la cadena no estaba siendo transparente, haciendo pasar la carne de otras compañías como propia.

Eater LA revela que luego del video, empleados describieron a su medio un patrón de un año de etiquetado incorrecto de la carne en al menos dos ubicaciones, durante el cual las tiendas vendían rutinariamente a los clientes productos básicos más baratos, en lugar de sus propios cortes premium exclusivos, pero a precios premium.

Luego de las acusaciones sobre el etiquetado de la carne, Belcampo reconoció el engaño, pidió disculpas a los clientes y les ofreció un reembolso. “Nuestra máxima prioridad como empresa es asumir la responsabilidad de la situación, asegurarnos de que nunca vuelva a suceder y recuperar la confianza de nuestros clientes”.

La compañía indico que de acuerdo a una investigación interna un pequeño porcentaje de sus productos no estaban debidamente etiquetados. También aseguró que en el futuro solo se abastecería de su propia granja o granjas asociadas que se adhirieran a sus estándares.

“Verificamos que el abastecimiento externo no revelado de productos cárnicos se limitaba a nuestros canales de restaurante y carnicería. Esos problemas de abastecimiento se concentraron predominantemente en la ubicación de Santa Mónica”, publicó Belcampo.

De acuerdo a Belcampo, las carnes de origen externo que no cumplían con los estándares de calidad representaron menos del 6% del valor total de todas las carnes adquiridas desde principios de 2020 hasta finales de mayo de 2021.

Ahora, Belcampo anuncia en su página web que pone fin a sus operaciones de comercio electrónico, minoristas y restaurantes de marca.

“Lo que encontramos es que existe una falta real de verificación en la industria. La mayoría de las afirmaciones sobre alimentos carecen de fundamento en la actualidad y Belcampo es solo un ejemplo de engaño y fraude en los alimentos”, dijo Kevin Lo, director ejecutivo de Food Indepth a través de la NBC.

Te puede interesar:
Wendy’s es demandada por engañar a los consumidores sobre los huevos que usa en sus comidas
La demanda que provocó las dudas sobre el atún de Subway fue desestimada por un juez
El pollo de cultivo podría llegar este 2021 a supermercados en Estados Unidos