Crédito Tributario por Hijo: el impacto que han tenido los depósitos anticipados en las finanzas de los hogares de EE.UU.

Desde julio el IRS ha enviado la mitad de los pagos anticipados del Crédito Tributario por Hijo a más de 35 millones de familias, sin embargo, eso solo representa una cuarta parte del crédito fiscal que una familia podrá recibir

Las familias han recibido ya la mitad de los pagos anticipados del Crédito Tributario por Hijo por parte del IRS.
Las familias han recibido ya la mitad de los pagos anticipados del Crédito Tributario por Hijo por parte del IRS.
Foto: Jemal Countess / Getty Images

Proporcionar estabilidad financiera a las familias estadounidenses ha sido el objetivo del gobierno al enviar el dinero a las familias de Estados Unidos por adelantado y no hacerles esperar hasta que presenten su declaración de impuestos para obtener el crédito en forma de reembolso fiscal.

También se considera una forma de combatir la pobreza infantil, que, según las estimaciones del Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia, el programa podría reducirla a la mitad.

Un estudio sobre el impacto del primer pago mostró que gracias al programa 3 millones de niños dejaron de vivir en la pobreza. Sin embargo, la reducción de la pobreza no fue tan alta como se predijo debido a que algunas familias que cumplían los requisitos no recibieron el crédito. 

Los datos de la Oficina del Censo de Estados Unidos posteriores al primer pago respaldaron las conclusiones del estudio, que mostraban un descenso de la inseguridad alimentaria y de las dificultades para pagar las facturas.

¿Qué pasará con el programa del Crédito Tributario por Hijo?

Los demócratas en el Congreso están trabajando en la ampliación del Crédito Tributario por Hijo a través de la legislación del plan Build Back Better del presidente Biden. 

Una parte de las propuestas del programa de infraestructura de carreteras y puentes del plan fue aprobada por el Senado en agosto con apoyo bipartidista. Esa parte está a la espera de ser votada en la Cámara de Representantes, pero los progresistas del partido se mantienen firmes reteniendo sus votos hasta que el resto de la visión del Presidente sea también aprobada en el Senado.

Las negociaciones se han prolongado sobre lo que costará el proyecto de ley Build Back Better. Los progresistas habían exigido originalmente $6 billones de dólares de gasto, pero se conformaron con $3.5 billones para los próximos diez años

Sin embargo, dos senadores, Joe Manchin y Kyrsten Sinema, han dicho que no votarán a favor de un proyecto de ese tamaño y que les gustaría ver un proyecto más pequeño

Ambos políticos han sido muy criticados por sus colegas en el Congreso por no declarar lo que quieren reducir por lo que la extensión del crédito fiscal por hijos corre el riesgo de ser recortada del proyecto de ley de gastos de los demócratas.

El senador Joe Manchin ha empezado a mencionar qué cosas deberían desaparecer del proyecto de ley de gastos de su partido. También dijo que sus colegas podrían mantener una de las cuatro propuestas centradas en la familia en la propuesta. El crédito tributario por hijos era una de ellas

Sin embargo, el senador ha mencionado que le gustaría que se evaluaran los medios para reducir el costo y que se exigiera un requisito de trabajo para poder reclamar el programa.

El Centro de Pobreza y Política Social de la Universidad de Columbia, en un estudio realizado en agosto, concluyó que los beneficios superan el costo del programa. 

Calculan que la conversión del programa en una asignación por hijo costaría a los contribuyentes unos $100,000 millones de dólares al año, pero que se recuperarían $84,000 millones. Además, el programa generaría unos $800,000 millones de dólares en “beneficios actuales y futuros para la sociedad”.

Te podrá interesar: