Dos coladas de lava amenazan a seis barrios en La Palma y los expertos indican que falta mucho para el final

Este miércoles el Cumbre Vieja brotó otras dos coladas que, a pesar que no son muy veloces, amenaza a seis barrios de la isla que fueron evacuados hace semanas

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, visitará a La Palma este sábado.
El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, visitará a La Palma este sábado.
Foto: Marcos del Mazo / Getty Images

Las dos coladas que se formaron el miércoles en La Palma ralentizaron su paso, pero ahora seis barrios que fueron evacuados hace semanas están en jaque por la lava. Solo la actividad volcánica en los próximos días decidirá si el magma arrasa con esas comunidades o si se va directo al mar.

Las dos coladas de lava que el miércoles avanzaron con velocidad y se unieron en una sola en el barrio de La Laguna están prácticamente paradas pero recibiendo “mucho aporte de lava” en su parte trasera, tal y como confirman las cámaras termográficas.

El comité científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), que monitoriza la evolución de la erupción y coordina las medidas de seguridad, prevé que tarde o temprano esa colada, que ha ido ganando en altura y anchura, proseguirá su aproximación al mar.

Hay dos opciones: que avance en dirección sur y rodee la montaña de La Laguna, o que, por el contrario, salte las cuencas existentes y arrase los últimos barrios desalojados: Las Martelas, Marina Alta, Marina Baja, Cuesta Zapata, San Borondón y La Condesa.

Por el momento, el frente de esta colada está detenido en el colegio de La Laguna, que está ejerciendo de “muro de contención”, y en las inmediaciones de la plaza de la iglesia.

Lejos del fin en La Palma

Carmen López, directora del Observatorio Geofísico Nacional de España, ha dado cuenta este viernes de un dato que invita a pensar que la erupción va para largo: la medición de emisiones de dióxido de azufre en la zona del penacho arrojó ayer un valor de 28,745 toneladas, cuando debería oscilar entre las 100 y las 500 diarias para pensar en un final.

La emisión difusa de dióxido de carbono asociada a la dorsal de Cumbre Vieja continúa con su tendencia descendente, y se ha estimado en 633 toneladas diarias, y la altura del penacho de gases y cenizas ha alcanzado hoy los 2,800 metros.

En las próximas horas se prevé una baja probabilidad de afección de la nube del volcán a la operatividad del aeropuerto de La Palma y del resto de las islas canarias, aunque no se descarta que llegue ceniza fina a La Gomera y El Hierro, así como al oeste de Tenerife.

En paralelo, se ultiman los trabajos para instalar dos desaladoras portátiles, que junto a un buque cisterna cedido por el Gobierno de España podría comenzar a surtir agua de riego a las fincas aisladas por las coladas, sobre todo de plataneras, la principal fuente de riqueza de la isla.

Se espera que esas desaladoras puedan empezar a funcionar mañana sábado, coincidiendo con la quinta visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la isla desde el inicio de la erupción, el 19 de septiembre.

El rey Felipe VI, durante el discurso que pronunció este viernes en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, trasladó su solidaridad y la de toda España a la población de La Palma, que “han visto golpeadas sus vidas de una manera tan dramática y con tanta impotencia como tristeza“.

“Muchos de ellos lo han perdido todo: sus casas, sus tierras y cultivos, sus animales, sus recuerdos”, recordó el rey. “Nos han pedido que no les olvidemos y, junto a todos los españoles, así será; no les olvidaremos“.

Lee también:
Por qué el cambio climático aumenta la amenaza de migraciones, inestabilidad y guerras
Esto es lo que le sucede a la vida silvestre cuando es afectada por incendios forestales
VIDEO: El volcán más activo de Japón entró en erupción este miércoles