Renace un proyecto para dar estatus legal a migrantes que limpiaron tras el 9/11

Congresistas de Nueva York reviven la posibilidad de que los inmigrantes que limpiaron tras los ataques de 9/11, y que enfrentan serios problemas de salud, puedan tener estatus legal en el país

Rubiela Arias es una de los trabajadores indocumentados con serios problemas de salud ocasionados por limpiar los escombros de los atentados del 9/11.
Rubiela Arias es una de los trabajadores indocumentados con serios problemas de salud ocasionados por limpiar los escombros de los atentados del 9/11.
Foto: ED JONES / AFP / Getty Images

De la mano de congresistas de Nueva York, al final de esta semana volvió a la Cámara baja del país un proyecto de ley para ofrecer estatus legal migratorio a aquellos inmigrantes que cargaron sobre sus hombres las labores de limpieza de los escombros en el bajo Manhattan después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Se trata del llamado 9/11 Immigrant Worker Freedom Act, que en 2017 no avanzó en el Congreso.

Y es que esos trabajadores hispanos, que limpiaron la zona donde estaban las Torres Gemelas llevan años pidiendo un estatus legal migratorio como compensación al duro trabajo y los problemas de salud derivados del mismo.

Entonces, grandes empresas de limpieza los contrataron informalmente para retirar escombros y polvo sin estar equipados o protegidos para ello, lo que al cabo del tiempo les provocó serios problemas estomacales y respiratorios. Esa es una de las razones por las que muchos de ellos han abandonado las protestas para demandar un estatus legal.

Alexandra Ocasio-Cortez, Adriano Espaillat y Grace Meng son patrocinadores del proyecto de ley, que defendieron en un documento presentado al Comité Judicial y en el que sostienen que “al ayudar a nuestro país en un momento crítico, estos individuos sacrificaron su salud mental, emocional y física”.

Ellos calculan que unas 2,000 personas podrían ser elegibles bajo este proyecto, cuyo futuro es considerado incierto por los expertos.

Franklin Anchahua, peruano quien limpió por semanas después de los ataques, expresó a The Associated Press su felicidad ante la posibilidad de por fin poder legalizar su estatus. Asegura que ese trabajo le ocasionó asma, reflujo gástrico, acidez y problemas de salud mental.

Esto también te interesa:
Niño guatemalteco con cáncer recibió visa humanitaria otorgada por Estados Unidos
El FBI publica el primer documento clasificado del 11 de septiembre después de la orden de Biden
Activistas latinos advierten consecuencias electorales a Biden por incumplir promesas a inmigrantes