Ver un gato negro en Halloween: qué tipo de suerte puede traerte

Muchas supersticiones abundan en Halloween, una de las más conocidas son los gatos negros. ¿Es verdad que ver uno en “Noche de brujas” es de mala suerte? Conoce qué hay detrás de esta creencia

En algunas partes del mundo los gatos negros son de buena suerte.
En algunas partes del mundo los gatos negros son de buena suerte.
Foto: Clément Falize / Unsplash

Los gatos negros son uno de los símbolos más icónicos en Halloween. Tradicionalmente se les relaciona con las brujas y quienes son supersticiosos creen que atraen mala suerte. Sin embargo, cruzarse uno en plena “Noche de brujas” sería extraordinaria coincidencia, si es que no tienes uno en casa.

Los felinos de este color poseen una mala reputación porque se asocian con desgracias, pero en algunos países de Europa como Gran Bretaña, Irlanda y Alemania son de buena suerte.

En el caso específico de Alemania significa fortuna si se cruza por el lado izquierdo, en Escocia la superstición indica que si un gato negro extraño llega a una casa representa prosperidad. Los británicos creen que si el gato camina hacia una persona augura buena suerte, pero si se aleja se lleva la suerte con él, según explican medios como The Sun.

¿Por qué se cree que un gato negro es de mala suerte?

En el antiguo Egipto los gatos eran honrados como figuras divinas, mientras que en la mitología griega se cree que esta criatura ayudaba a Hécate, la diosa de la magia, con sus dones sobrenaturales.

Todo cambio en la Edad Media cuando la iglesia emitió un documento en donde declaraba a los gatos negros como una “encarnación de Satanás” debido a que los relacionaba con los herejes, según reseñó en un artículo History.com.

La iglesia cristiana de la Europa medieval los vinculó con las brujas a medida que vieron cómo la hechicería comenzaba a llamar la atención de más personas, explicó la sacerdotisa wicca Cerridwen Fallingstar citada por History.

A partir de este momento no solo comenzó la cacería de brujas, también se fueron contra los gatos, aunque dijo que no está del todo claro cómo se estableció al negro como “enemigo”.

Otra razón por la que se cree que los gatos negros son de mala suerte es que en la Edad Media las personas los culparon de propagar la peste bubónica, por lo que comenzaron a deshacerse de ellos.

Origen de la superstición de los gatos negros

La creencia popular de la Europa medieval dice que las brujas eran capaces de transformarse en gatos negros, por lo tanto, cuando se cruzaba uno en el camino se decía que era una bruja en pleno acto de hechicería. Esta noción ha perdurado hasta nuestros días y por eso se cree que son de mala suerte.

El que los gatos negros sean de mala o buena suerte depende de la región del mundo, sin embargo, mayoritariamente se sigue creyendo en representan desgracias. Es por ello que han nacido efemérides como el Día de la Apreciación del Gato Negro para acabar con su mala reputación.

Te puede interesar: Las 10 supersticiones más extrañas sobre animales

Consulta tu horóscopo
de hoy