Examen de manejo CDL: cuáles son las mejores opciones para aprobarlo

Tal como sucede con la licencia estándar, las licencias comerciales CDL exigen un examen de manejo que cuenta con algunas vías para aprobarlo

El examen de manejo también es parte del proceso de solicitud de una licencia comercial.
El examen de manejo también es parte del proceso de solicitud de una licencia comercial.
Foto: Lê Minh / Pexels

El examen de manejo para obtener una licencia de conducir comercial (CDL) en Estados Unidos tiene ciertos puntos en común con el examen de manejo de una licencia estándar, pero no son iguales. Como las licencias comerciales están destinadas a conductores especializados que deben operar vehículos muy particulares, esta evaluación resulta ser mucho más compleja para garantizar que se conceden los privilegios a las personas adecuadas. A pesar de su dificultad, el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) sostiene que existen al menos dos formas para aprobar este examen en el país sin problemas:

1. Alistándose en una escuela privada de conducción de camiones o vehículos pesados.

2. Solicitando aprendizaje con un empleador.

Las escuelas privadas de conducción de camiones poseen un programa diseñado exclusivamente para los conductores que están en proceso de obtener una licencia de conducir comercial en Estados Unidos. Sin embargo, su programa no abarca toda la rama comercial, una rama que también incluye autobuses escolares o de transporte público. Tampoco contempla otros vehículos comerciales. Se trata de una escuela especializada en la conducción de camiones de carga y, por lo tanto, es ideal para aquellas personas que formarán parte de alguna flota comercial de esta naturaleza.

La segunda opción está directamente relacionada con empleadores, ya que en Estados Unidos existen algunos que ofrecen sus propios programas de capacitación para conductores comerciales. Al igual que sucede con las escuelas de conducción de camiones, los empleadores exigirán que el postulante tenga al menos un permiso de aprendiz comercial (CLP) para poder iniciar el programa. Además, es muy probable que el empleador también exija la firma de un contrato de trabajo para poder brindar el beneficio de la capacitación.

El costo varía significativamente para cada una de estas opciones. En ese sentido, las escuelas de conducción de camiones resultan ser la alternativa más costosa, pero muchas de ellas ofrecen comodidades de pago para los interesados. El aprendizaje obtenido con empleadores puede llegar a costar muy poco e incluso ser gratuito y, a menudo, se considera la opción más beneficiosa porque se encuentra asociada a un empleo seguro.

Cuando finaliza uno de estos programas, el conductor puede fijar una cita con el DMV correspondiente para presentar el examen de manejo y cambiar su permiso de conducir por una licencia de conducir comercial. Las únicas personas que quedan exentas de este examen son aquellas que han dejado el ejército recientemente.

También te puede interesar: Licencia de conducir comercial CDL: por qué no puedo obtener una si soy inmigrante indocumentado