Editorial: Un veredicto con sabor amargo

¿Qué hubiera pasado si un joven afroamericano hubiera hecho los disparos en una protesta de los trumpistas de MAGA, matando gente allí? 

Rittenhouse fue exonerado de cargos.
Rittenhouse fue exonerado de cargos.
Foto: Sean Krajacic / Pool / Getty Images

La defensa convenció al jurado de que el adolescente Kyle Rittenhouse actuó en defensa propia al disparar en varias ocasiones a personas desarmadas. Logró que la atención esté puesta en los segundos previos a que el joven hiciera los disparos. Lo demás quedó afuera.

El fallo deja el sabor amargo de una justicia incompleta que eliminó todas las circunstancias que rodearon esa noche fatídica de protestas ante el uso de violencia policial contra un afroamericano en Kenosha, Wisconsin.

Lo ocurrido esa noche es una tragedia que mezcla la irresponsabilidad de un joven de ir armado a una protesta, y su falta de madurez de no saber manejar una situación -lo que desencadenó las muertes-, la falta de leyes para controlar las armas de fuego y un sistema defectuoso que ignora la justicia para las victimas desarmadas. 

El jurado siguió las instrucciones del juez que desde el primer momento guiñó su simpatía hacía el acusado al limitar el uso de la palabra víctima. Luego el magistrado aceptó un tecnicismo  que elude la prohibición para que un menor de edad lleve un arma de asalto. 

Los jurados avalaron el argumento de que Joseph Rosenbaum estiró la mano para quitarle el AK-15  a Rittenhouse y que este le disparó porque creyó que le quería robar el arma y hacer una matanza. De lado quedó el que Rittenhouse apuntó casualmente a Rosenbaum, un enfermo mental salido ese día del hospital, enojando  y originando una persecución del  joven. Rosenbaum le tiró la bolsa de medicamentos momentos antes de morir.

También aceptaron que Anthony Huber fue una amenaza mortal para Rittenhouse cuando intentó detenerlo primero con un skateboard y después pateandolo en la cabeza. Se ignoró que Huber respondió a los gritos de que el joven armado que huyó había matado a una persona unas cuadras atrás.

Es absurdo aislar los disparos de la protesta antiracial. Rittenhouse fue supuestamente para proteger propiedad privada de los manifestantes.

¿Qué hubiera pasado si un joven afroamericano hubiera hecho los disparos en una protesta de los trumpistas de MAGA, matando gente allí? 

Seguramente no habría recibido las simpatías del juez ni la comprensión del jurado. Tampoco los vigilantes como Rittenhouse esa noche habían recibido el respaldo de la policía como se ve en los videos. 

Es repudiable la intención de algunos políticos y de las milicias de ultraderecha de querer exprimir la fama mal ganada de Rittenhouse, cuando no fue nada más que un menor de edad que jugando a ser rescatista mató a dos personas. 

No hay héroes y si varias víctimas. Entre ellas Huber, Rossennbaum y el sistema judicial.