Cómo limpiar el pavo antes de hornearlo para Thanksgiving

Limpiar un pavo no requiere usar agua caliente, de hecho, es más seguro no lavar y enjuagar el ave. Un paso muy importante es retirar la bolsa de menudencias de la cavidad del pavo

Los CDC señalan que no debe lavarse el ni enjuagarse el pavo crudo.
Los CDC señalan que no debe lavarse el ni enjuagarse el pavo crudo.
Foto: Monstera / Pexels

Uno de los pasos que no debes olvidar al preparar tu pavo para la cena de Acción de Gracias es limpiar el ave una vez que se haya descongelado. Es importante retirar las menudencias de la cavidad.

Las menudencias están formadas por el corazón, el hígado, el cuello y la molleja del pavo. Retirar las menudencias no es necesariamente un desperdicio, ya que puedes usarlas para preparar otras recetas.

Es necesario limpiar la cavidad del pavo, ya que si no retiras la bolsa de menudencias, corres el riesgo de afectar el sabor general del ave, según MyRecipes. En ocasiones las menudencias están envueltas en plástico, y el plástico puede derretirse dentro del pavo.

No es necesario limpiar un pavo crudo con agua caliente

Es importante mencionar que aunque lavar las aves como el pavo y el pollo es un viejo hábito, no es la forma correcta de evitar las bacterias peligrosas. No es necesario limpiar un pavo crudo con jabón y agua caliente. La mejor manera de eliminar las bacterias es con calor, por ello las carnes deben cocinarse bien.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que no debe lavarse el ni enjuagarse el pavo crudo. Lavar un pavo provoca muchas salpicaduras cerca del fregadero de la cocina. Los CDC explican que la práctica puede enfermarte a ti y a tu familia, puesto que los jugos de aves pueden esparcirse en la cocina y contaminar otros alimentos, utensilios y encimeras.

Cómo limpiar el pavo

Para eliminar cualquier exceso de humedad y procurar una piel dorada y crujiente, seca la piel del pavo dando palmaditas con toallas de papel.

Retira las menudencias y cualquier otro trozo de pavo del interior de las cavidades frontal y posterior. Seca la cavidad con toallas de papel.

Comprueba que no haya púas de plumas que aún puedan estar conectadas a la piel del pavo y de ser así, retíralas.

Nunca debes colocar alimentos cocidos o productos frescos en un plato, tabla de cortar u otra superficie que contenga pavo crudo.

No se debe permitir que el pavo crudo, las menudencias y sus jugos entren en contacto con ningún otro alimento.

Lava las tablas de cortar, los utensilios, los platos y las encimeras con agua caliente y jabón después de preparar el pavo crudo y antes de preparar otros alimentos.

Información importante sobre el relleno del pavo

Dado que el relleno está en el medio del ave, se tarda más en cocinar. Cuando el relleno alcanza la temperatura debida, la carne del pavo está demasiado cocida. Cocinar el relleno por separado es una opción más segura.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) señala que ya sea que se cocine dentro del ave o por separado, cualquier relleno o aderezo debe ser cocinado a por lo menos 165° F.

No comprimas demasiado el relleno dentro del pavo. Usa aproximadamente 3/4 de taza de relleno por cada libra de pavo.

La mejor manera de asegurarse de que el pavo está cocido con seguridad es usando un termómetro de alimentos, el ave debe alcanzar los 165°F. Inserta un termómetro para alimentos en la parte más adentro del muslo y del ala y en la parte más gruesa de la pechuga.

Te puede interesar:
7 errores que debes evitar al cocinar tu pavo
Descongelar un pavo entero: los 3 métodos seguros que aconseja la USDA y cómo NO debes hacerlo nunca
Salmonella en el pollo: pasos básicos para reducir el riesgo de enfermarse