El Congreso espera evitar un cierre del gobierno cuando se acerca la fecha límite del viernes

El Congreso tiene una larga lista de prioridades en las próximas semanas, incluida la financiación del gobierno, el aumento o la suspensión del techo de la deuda, el proyecto de ley de presupuesto anual de defensa y la Ley de Build Back Better de $1,75 billones de los demócratas

La pelea de los latinos y otras minorías por distritos se están dando en muchos estados como Florida. (Getty Images)
La pelea de los latinos y otras minorías por distritos se están dando en muchos estados como Florida. (Getty Images)
Foto: MANDEL NGAN / AFP / Getty Images

El tiempo está corriendo rápido para los demócratas del Congreso esta semana, cuando esperan avanzar en la agenda económica del presidente Joe Biden, autorizar programas clave de defensa y resolver una serie de plazos fiscales urgentes para el país, antes de que termine el año.

En un momento en el que las tensiones entre demócratas y republicanos aumentan, los legisladores enfrentan su tarea más inmediata: evitar el cierre del gobierno.

Una medida a corto plazo que financia agencias e iniciativas federales expirará el próximo viernes, lo que significa que la Cámara y el Senado deben actuar rápidamente para adoptar otra solución de gastos federales o arriesgarse a una interrupción seria, según The Washington Post.

Un informe del lunes sugirió que los demócratas de la Cámara Baja podrían presentar un proyecto de ley de financiación provisional el martes y votarlo tan pronto como el miércoles, según CNBC.

Si bien el gobierno cerró dos veces bajo el expresidente Donald Trump, los republicanos y demócratas generalmente están de acuerdo en que el Congreso debe mantener en funcionamiento al gobierno federal.

Las dos partes a menudo se dividen en las adiciones propuestas a proyectos de ley de financiamiento que de otro modo serían “limpios”, porque generalmente no incluyen disposiciones no relacionadas. Eso sucedió en septiembre, cuando los demócratas intentaron vincular la legislación de financiación del gobierno con un aumento del límite de la deuda.

La segunda crisis

Los demócratas y republicanos pueden tener menos de dos semanas para evitar una segunda crisis. Deben actuar para preservar la capacidad del país de pedir prestado para pagar sus facturas, abordando el límite conocido como techo de la deuda, o el país experimentará un impago devastador para la economía.

Las dos tareas normalmente envuelven al Capitolio en una guerra partidista, ya que los legisladores convierten los debates en luchas políticas por poder sobre el futuro del gasto federal.

El Congreso votó a favor de suspender el límite de la deuda tres veces durante la administración Trump.

La actual situación sobre el techo de deuda se produce, porque, a diferencia de otros países, en EE.UU. el gobierno solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de elevar ese techo según crea conveniente.

El proyecto de ley de gasto social espera el voto del Senado

Las tensiones podrían destellar especialmente en las últimas horas de este año, ya que los demócratas también buscan aprobar el proyecto de ley “Build Back Better” (Reconstruir mejor juntos) de aproximadamente $2 billones de dólares para reformar las leyes de salud, educación, clima, inmigración e impuestos del país, un esfuerzo en expansión respaldado por el presidente Biden al que los republicanos se oponen con vehemencia y que aguarda por ser votado en el Senado.

Gastos de defensa que también deben aprobarse

En el Senado, los demócratas y republicanos esperan esta semana finalizar también una medida anual de aproximadamente $768 mil millones de dólares para autorizar los gastos de programas de defensa clave, clasificando cientos de enmiendas, incluido un intento de derogar una resolución que permitió la guerra de Irak.