NHTSA manifiesta su preocupación sobre los videojuegos disponibles en los autos de Tesla

La investigación de la NHTSA en torno a Tesla ahora se encuentra concentrada en la función de videojuegos disponible en sus autos, la cual podría ser una potencial fuente de distracción para los conductores

La NHTSA está preocupada por la distracción que puede causar la función de videojuegos disponible en este tipo de vehículos.
La NHTSA está preocupada por la distracción que puede causar la función de videojuegos disponible en este tipo de vehículos.
Foto: SCREEN POST / Pexels

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) ha manifestado su preocupación en torno a la función de videojuegos disponible en los autos de Tesla desde la última actualización inalámbrica del software enviada este verano. Según un reciente informe publicado en Reuters, la agencia encargada de hacer cumplir los estándares federales de seguridad considera que esta función puede obstaculizar el desempeño de los conductores que operan los autos de la compañía, abriendo así un debate sobre una de las prácticas más peligrosas en ese contexto: la conducción distraída.

“Los choques afectados por distracciones son una preocupación, particularmente en vehículos equipados con una variedad de tecnologías de conveniencia, como pantallas de entretenimiento. Somos conscientes de las preocupaciones de los conductores y estamos discutiendo la función con el fabricante”, dijo la NHTSA en un comunicado enviado a Reuters por correo electrónico.

En defensa de la compañía está el hecho de que esta función está diseñada para los pasajeros, ya que dispone de una advertencia al respecto. Sin embargo, dicha función no posee ninguna restricción que le impida al conductor hacerse pasar por uno de ellos, por lo tanto, este puede usarla con solo presionar un botón, aunque el auto se encuentre en movimiento. Por esta razón, la NHTSA se encuentra en estado de alerta, ya que la pantalla táctil que ofrece esta característica se encuentra en el centro del tablero y obligaría a los conductores a separar sus manos del volante e incluso su mirada y concentración si deciden usarla.

En otras palabras, se crea una fuente de distracción tan poderosa como la que generan los teléfonos inteligentes, prohibidos en todo Estados Unidos por sus efectos. Como ellos, esta función de Tesla podría combinar distracciones manuales, visuales y cognitivas que ponen en riesgo la vida de los ocupantes en los vehículos de Tesla.

Esta nueva investigación se suma a otra que la NHTSA ya tenía abierta en torno al Autopilot, el sistema de conducción semiautónoma de Tesla por estar posiblemente involucrado en una serie de choques contra vehículos de emergencia estacionados. Dicha investigación parece ser la causante de algunos cambios que se generaron más tarde en la compañía: la implementación de una cámara en el interior de la cabina para vigilar el comportamiento del conductor que hace uso del Autopilot y la disposición de un sistema que detecta luces de emergencia durante la noche para hacer que el auto disminuya la velocidad cuando se encuentra usando dicho asistente de conducción semiautónoma.

También te puede interesar: Tesla llama a revisión 7,600 vehículos por colchón de airbag defectuoso