Aceite de oliva: por qué comerlo a diario protege tu salud del corazón

El consumo de aceite de oliva puede disminuir el riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y pulmonares, según los resultados de estudios recientes

El aceite de oliva es rico en antioxisantes y es fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón.
El aceite de oliva es rico en antioxisantes y es fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón.
Foto: RODNAE Productions / Pexels

El aceite de oliva es un aceite saludable cuyos beneficios se han atribuido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. El consumo del aceite de oliva puede reducir el riesgo de muerte por distintas enfermedades, incluidas las enfermedades cardiovasculares.

Un estudio realizado por investigadores del Colegio Estadounidense de Cardiología indica que consumir más aceite de oliva, así como reemplazar el consumo de otras grasas, puede reducir el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, enfermedades neurodegenerativas, mortalidad por enfermedades respiratorias y cáncer.

El estudio publicado el 10 de enero en la Revista del Colegio Americano de Cardiología, consumir más de 7 gramos (más de 1/2 cucharada) de aceite de oliva por día y reemplazar alrededor de 10 gramos por día de margarina, mantequilla, mayonesa y grasa láctea con la cantidad equivalente de aceite de oliva se asocia con un menor riesgo de mortalidad.

Se analizaron a 60,582 mujeres y 31,801 hombres con un seguimiento de 28 años en la dieta. En comparación con las personas que no consumían aceite de oliva, quienes más consumían aceite de oliva tenían un 19% menos de riesgo de mortalidad cardiovascular, un 17% menos de riesgo de mortalidad por cáncer, un 29% menos de riesgo de mortalidad neurodegenerativa y un 18% menos de riesgo de morir a causa de enfermedad respiratoria.

Por qué el aceite de oliva protege la salud del corazón

La clave para prevenir enfermedad y muerte por enfermedades cardíacas no estaría únicamente en solo agregar aceite de oliva a su dieta, sino en usarla como sustitución de otras grasas no saludables, según la la autora del estudio, Marta Guasch-Ferre, científica investigadora en el departamento de nutrición de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard.

El aceite de oliva es rico en antioxidantes saludables, polifenoles y vitaminas, y es una buena fuente de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón. “Se puede especular que los mecanismos relacionados con las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del aceite de oliva pueden haber jugado un papel en estos hallazgos (del estudio)”, dijo Guasch-Ferre.

Harvard Health comparte que independientemente del tipo, el aceite de oliva tiene un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados, que contienen alrededor del 75% por volumen. Cuando se sustituyen por grasas saturadas, las grasas monoinsaturadas ayudan a reducir el colesterol LDL “malo”.

El aceite de oliva es uno de los ingredientes que se incluyen en la dieta mediterránea, una dieta saludable para el corazón y el cerebro, También se incluyen muchas frutas, verduras y nueces; cereales integrales; y limita la carne roja, siendo el pescado la proteína animal favorita.

Te puede interesar:
Beber café diario pude disminuir tu riesgo de accidente cerebrovascular y muerte por enfermedad cardíaca
5 alimentos y bebidas que te hacen envejecer prematuramente
Qué comer para vivir hasta los 100 años