Estudio revela que fiestas con alcohol alucinógeno ayudaron a antiguos gobernantes andinos a mantener su poder

El consumo de alcohol y psicotrópicos fue un acontecimiento clave para la política de comunidades en Perú, señalando que el posterior imperio inca también siguió el estilo de consumo comunal de drogas

Investigadores establecen que los líderes eran capaces de ofrecer festines psicotrópicos memorables y colectivos.
Investigadores establecen que los líderes eran capaces de ofrecer festines psicotrópicos memorables y colectivos.
Foto: Götz Friedrich / Pixabay

Nuevos hallazgos realizados durante excavaciones en Quilcapampa, en Perú, sugieren que los dirigentes wari utilizaban la “cerveza” y las drogas alucinógenas para reforzar las relaciones y consolidar el dominio del antiguo imperio peruano, el cual gobernó las tierras altas de Perú entre los años 600 y 1000 de nuestra era.

En un estudio publicado en la revista Antiquity, los arqueólogos afirman que los alucinógenos de las semillas de árbol de la vilca –que pueden haber proporcionado una experiencia alucinógena leve– se añadían a la chicha, una bebida parecida a la cerveza que aún se consume hoy en día, durante los banquetes, un uso comunitario de las drogas que reforzaba el control de los waris al crear vínculos en las celebraciones y dar importancia a los dirigentes como proveedores de las drogas.

El trabajo de campo dirigido por el Museo Real de Ontario se realizó en el yacimiento de Quilcapampa, un pueblo wari del sur de Perú establecido durante el siglo IX y ocupado durante décadas. El entorno extremadamente árido conservó restos botánicos de patatas, quinoa y cacahuates de hace 1,100 años, así como las primeras semillas jamás encontradas del árbol alucinógeno vilca en un yacimiento wari.

El equipo también encontró pruebas de que la chicha se elaboraba en grandes cantidades en el lugar del yacimiento con el árbol del molle (Schinus mole), con un contenido de alcohol de aproximadamente el 5 por ciento, según informó la National Geographic.

La vilca otorgaría un estatus especial a las élites wari

Estos individuos eran capaces de ofrecer festines psicotrópicos memorables y colectivos, pero se aseguraban de que no pudieran ser reproducidos de forma independiente”, escribieron los investigadores, señalando que la dificultad para obtener y preparar la vilca otorgaría un estatus especial a las élites wari que la proporcionaban.

Las evidencias del núcleo del sitio, que además incluyen cerámicas, sugieren que los restos estudiados provienen muy probablemente de un festín que se celebró cerca del final de la ocupación de Quilcapampa. El estudio postula que el hecho de encontrar la chicha, la vilca y la cerámica tan cerca indica que la vilca se añadía a la chicha para potenciar los efectos psicoactivos.

Según señala el estudio, esto parece haber sido un acontecimiento clave para la política de la región. El posterior imperio inca también siguió el estilo comunal de consumo de drogas de los wari, aunque preferían el consumo en grupo de grandes cantidades de cerveza de maíz en lugar de vilca.

El imperio wari, también llamado imperio huari, surgió en el altiplano central de Perú alrededor del año 600 d.C. Los wari llegaron a dominar gran parte del territorio de las anteriores culturas Moche y posteriormente Chimú, pero siglos de sequía llevaron al colapso del estado wari alrededor del año 1000 d.C.

(Con información de DW)

Leer más:
VIDEO: Científicos enseñan a un pez rojo a conducir un vehículo robótico en tierra
Astrónomos encuentran un planeta “deformado” similar a un balón de fútbol americano o rugby
China construyó una ‘luna artificial’ con su propio campo magnético para entrenar astronautas para futuras misiones