Aparece en Reino Unido virus que suma 150 perros contagiados; investigadores siguen sin descubrir origen

Un extraño virus está afectando a los perros de la costa de Yorkshire, en Reino Unido, y tiene preocupados a dueños y autoridades. Investigadores trabajan en descubrir su origen y posible cura

Hasta el momento, no hay registros de perros fallecidos, pero la alarma persiste porque cada vez se suman más contagios.
Hasta el momento, no hay registros de perros fallecidos, pero la alarma persiste porque cada vez se suman más contagios.
Foto: Oli Scarff / Getty Images

Además del alto número de contagios de COVID-19 en el mundo, ahora Reino Unido vive un nuevo problema. Autoridades del condado de Yorkshire dieron a conocer la aparición de otro virus, el cual afectó a más de 150 perros, con casos reportados también en las zonas de Leeds y Sheffield.

Aún se desconoce la procedencia del virus. Una de las primeras teorías sugería que la enfermedad estaba relacionada con las toxinas presentes en el agua de las playas de Scarborough y Saltburn, en la costa Este del país.

Sin embargo, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA), concluyó, después de realizar varias pruebas, que este hecho, “no tiene ningún vínculo con el problema de los cangrejos y langostas muertos arrastrados a tierra en las costas de Yorkshire a fines del año pasado”, como algunas voces mencionaron.

Ante esto, la veterinaria que descubrió la enfermedad y quien lleva semanas advirtiendo sobre la presencia de este virus en el mundo y la forma alarmante en la que se propaga, Brogan-Alexandra Proud, explicó que los síntomas de los perros enfermos son vómitos y diarreas, además de la deshidratación y debilidad.

Proud advirtió que ni los veterinarios ni el gobierno, han  descifrado cuál es la verdadera raíz del problema, entre tanto, el virus sigue contagiando a más perros.

Por el momento, las recomendaciones que se hacen para evitar más contagios son: tener extremo cuidado con la higiene de sus canino durante los paseos, evitar acercarse a las playas, restringir la interacción de sus mascotas con otros canes y bañarlos después de cada salida.

Pese a la alarma, la buena noticia es que al momento no se ha reportado ningún perro fallecido. Además, el periodo de los malestares dura aproximadamente siete días en desaparecer.

Leer más:
Bombero iba al juego de los Rams y se detiene para rescatar a mujer de su casa en llamas en Los Ángeles
Mujer de Pensilvania rescata misterioso animal pensando que era un perro; especialistas hacen pruebas genéticas para saber qué es
Estudiante de 22 años de Texas queda desfigurada permanentemente por ataque de perros