Más de un año tardó la policía de Canadá en hallar el cuerpo de una mujer con discapacidad

Chelsea Poorman fue con su hermana a cenar en 2020 y hace un mes encontraron su cadáver sin una parte del cráneo, dentro de una mansión en Vancouver

La policía dijo que la desaparición y muerte de la víctima no era un crimen.

La policía dijo que la desaparición y muerte de la víctima no era un crimen. Crédito: Cole Burston | Getty Images

Una mujer de 24 años con discapacidad desapareció en 2020 y tan sólo hace un mes, su cuerpo fue encontrado en el patio trasero de una mansión en Vancouver, cuando un trabajador entró en el lugar y descubrió el cadáver.

A pesar de que el pasado 22 de abril de este año, se descubrió el cuerpo sin vida de Chelsea Poorman, la policía no ha notificado a sus familiares la causa de su muerte, y en una conferencia de prensa expresaron que su deceso no es sospechoso, a pesar de que su madre emitió una alerta de desaparición el 7 de septiembre de 2020.

La madre de Chelsea, Sheila Poorman reclamó a las autoridades el motivo por el que habían tardado tanto en encontrar a su hija, ellos le revelaron que si continuaron buscándola, pero que ahora seguirían investigando el motivo de su muerte.

Chelsea Poorman tenía una discapacidad, luego de sufrir un accidente automovilístico, usaba un aparato ortopédico en la pierna y unas varillas en el brazo, le dijo a su madre que iría a cenar con su hermana el 6 de septiembre de 2020, después supuestamente se fue a una fiesta.

Al ver que su hija no llegó a dormir, Sheila levantó una denuncia de desaparición, notificando que tenía discapacidad. Después de 10 días del anunció, la madre de nueva cuenta habló con la policía para saber por qué no habían hecho nada. En noviembre de ese mismo año, el caso fue trasladado al departamento de homicidios.

Sheila junto con sus otras hijas, familiares y amigos, iniciaron una búsqueda con sus propios medios, porque ya habían pasado muchos meses sin recibir alguna noticia. Después de casi dos años, la madre de Chelsea fue notificada de que habían encontrado a su hija en el patio trasero de una residencia, informó el noticiero CBC.

Según el informe, Chelsea Poorman se encontraba tirada en la parte de atrás de una mansión valorada en $8 millones de dólares en una de las zonas más exclusivas de Vancouver. La casa había estado deshabitada por años, porque el dueño vive fuera de Canadá, pero el jardinero se encargaba de cortar el césped para que pareciera que sí había personas viviendo ahí.

Un trabajador entró a la casa y fue quien encontró el cadáver de la víctima. Sheila no puede entender cómo llegó su hija de 24 años a esa parte de la casa sin entrar por la puerta principal, ya que tuvo que escalar y eso era imposible para ella por su discapacidad.

El cuerpo de Chelsea no tenía algunos dedos de la manos y faltaba parte de su cráneo. Con esa evidencia, la policía dice que no ve que su muerte haya sido un crimen, pero siguen investigando, porque su desaparición y muerte ha sido muy compleja.

Sheila se lamenta que su hija tuvo que pasar por tanto dolor, luego de saber que su sueño siempre fue ser maquillista y por eso se habían mudado a Vancouver.

Te puede interesar:

En esta nota

Canadá

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain