Nocaut a la colombiana: Atlas, guiado por Quiñones y Vargas, pone un pie en la final de la Liga MX al golear a Tigres

Los actuales campeones de la Liga MX dieron un paso enorme a otra final del circuito luego de golear 3-0 a Tigres en el partido de ida de las semifinales; los colombianos Camilo Vargas y Julián Quiñones destacaron entre las figuras de los rojinegros

Euforia total por el golazo de Julián Quiñones para el 3-0 del Atlas.
Euforia total por el golazo de Julián Quiñones para el 3-0 del Atlas.
Foto: Sandra Bautista / Imago7

Julián Quiñones hizo su debut en la Liga MX hace seis años vistiendo la playera de Tigres y teniendo como rival al Atlas. Irónicamente, el atacante colombiano hizo la noche del miércoles un golazo sensacional que parece haber noqueado a los felinos en las semifinales para enfilar a los rojinegros a otra final mexicana.

El Atlas de Guadalajara, demostrando que su título conseguido el invierno pasado no fue un golpe de suerte ni un accidente, puso un pie en la final del Torneo Clausura 2022 al golear 3-0 a los Tigres en el partido de ida, dejando al entrenador Miguel “Piojo” Herrera boquiabierto en el Estadio Jalisco.

Atlas fue claramente el mejor en la cancha, habiendo generado muchas llegadas de peligro y eso lo reflejó con un sólido 2-0. En la recta final, con Tigres adelantado y tratando de recortar, vino la jugada más decisiva de la noche y una que Quiñones seguramente no olvidará.

Tras una recuperación en el área del equipo de casa, Quiñones tomó la pelota en su propia cancha y la condujo unos 50 metros antes de recortar y soltar un bombazo que venció al portero Nahuel Guzmán. La celebración rojinegra era bien merecida. Tal vez fue el gol del boleto a otra final.

Pero tan importante fue el golazo del cafetero Quiñones como la actuación de su compatriota Camilo Vargas. El portero rojinegro tuvo un buen juego con grandes intervenciones y específicamente realizó una desviada que evitó un gol cantado de los felinos a disparo franco de Carlos González. Esa acción en el segundo tiempo pudo haber cambiado el rumbo de la eliminatoria.

Atlas, que en los cuartos de final se deshizo de las Chivas en el Clásico Tapatío, abrió el marcador a los 39 minutos en tipo penal de Julio Furch, con un disparo potente a la base del poste para luego irse a las redes. La pena máxima se pitó por una falta del portero Guzmán sobre el ecuatoriano Aníbal Chalá, otro que causó estragos durante la noche tapatía.

El 2-0 cayó a los 60 minutos en una definición de crack de parte de Luis “Hueso” Reyes, quien casualmente nació en Monterrey. Su disparo de zurda perfectamente colocado coronó una magnífica acción para hacer explotar al Jalisco, con pequeño susto incluido cuando algunos aficionados por poco cayeron al terreno al abrirse accidentalmente una compuerta por donde los jugadores celebraban.

El partido de vuelta será el sábado en el Volcán universitario. Los Tigres están en un tremendo hoyo, pero aún les quedan 90 minutos. En la otra llave, América recibirá este jueves al Pachuca en el partido de ida.

Te puede interesar: Gobierno de Jalisco detiene a más fans involucrados en actos violentos en Querétaro