Científicos alertan de una potencial llamarada solar que podría impactar la Tierra

La mancha solar detectada por la Nasa fue capaz de duplicar su tamaño en un lapso de menos de 24 horas lo que podría generar una llamarada solar clase M, las segundas más potentes que han sido medidas hasta el momento

Las llamaradas solares pueden intererir las comunicaciones por radio e incluso destruir satélites
Las llamaradas solares pueden intererir las comunicaciones por radio e incluso destruir satélites
Foto: SDO/NASA / Getty Images

Científicos de la Nasa detectaron una mancha solar de grandes proporciones sobre la superficie del Sol que apunta hacia la Tierra, lo que abre la posibilidad de que se produzca una llamarada solar.

Los investigadores explicaron que desde que fue detectada la mancha solar, que fue identificada como AR3038, su tamaño se ha duplicado lo que genera alarma entre los científicos ya que en caso de producirse la llamarada podría afectar directamente nuestro planeta.

De acuerdo con las observaciones realizadas hasta el momento, la mancha ha evolucionado a un paso acelerado pues el crecimiento que han podido identificar ocurrió en un lapso de cerca de 24 horas.

AR3038 tiene un campo magnético ‘beta-gamma’ inestable que alberga energía para erupciones solares de clase M, y está directamente frente a la Tierra”, afirmaron los expertos.

En imágenes publicadas por el Observatorio de Dinámica Solar de la Nasa se puede observar el movimiento de la mancha solar, así como su crecimiento, algo que si bien es relativamente común, mantiene alerta a los científicos.

El motivo de alarma ante este tipo de eventos radica en el hecho de que pueden producir enormes ondas de radiación que podrían llegar a ser mortales. Estas manchas suelen aparecer en zonas con poderosos campos magnéticos.

Si bien hasta el momento no se ha producido una llamarada solar, en caso de ocurrir podría tratarse de un evento de categoría M, el cual es el segundo tipo de llamarada más fuerte que se ha estudiado.

Una llamarada de este tipo liberaría una gran cantidad de radiación, sin embargo, al tratarse de un evento relativamente común no debería ser capaz de causar un daño físico en la Tierra. No obstante, lo más probable es que genere un apagón de radio de aproximadamente unos 10 minutos.

“El calor explosivo de una llamarada solar no puede llegar hasta nuestro globo, pero la radiación electromagnética y las partículas energéticas sí pueden. Las erupciones solares pueden alterar temporalmente la atmósfera superior creando interrupciones con la transmisión de la señal desde, por ejemplo, un satélite GPS a la Tierra, lo que hace que se desvíe por muchos metros”, precisó la Nasa.

La agencia espacial también explicó que un tipo de llamarada más nociva pueden llegar a ser las de clase x las cuáles además de ser capaces de crear tormentas de alta duración en la superficie del Sol, también pueden dañar satélites y sistemas de comunicaciones.

Esto también te puede interesar:
Nasa está recibiendo extraños mensajes de la sonda Voyager 1
La imagen más detallada del Sol en 50 años: misión “Solar Orbiter” rompe su propio récord de proximidad
“Cañón de fuego” de 20,000 kilómetros de profundidad se abre en el Sol, liberando poderosa tormenta de radiación