Marisa Calderón; líder en el sector inmobiliario y apasionada por mejorar la vida de los latinos y personas de color

La NCRC CDF cuenta con el 87% de sus prestatarios de origen latino y negro

Marisa Calderón, directora ejecutiva de NCRC.
Marisa Calderón, directora ejecutiva de NCRC.
Foto: Cortesía

Marisa Calderón, directora ejecutiva del NCRC Community Development Fund (NCRC CDF), es una ejecutiva experimentada que ha sido reconocida, premiada y citada a nivel nacional por su experiencia en las industrias de vivienda y servicios financieros.

El NCRC CDF, certificado por el Tesoro de Estados Unidos, fue establecido en el 2007 con la misión de ser un prestamista que brinda financiamiento para el desarrollo de viviendas asequibles. Recaudan capital con el fin de volver a prestarlo a tasas muy asequibles para que los desarrolladores de viviendas puedan construir casas para gente de escasos recursos. 

Adicionalmente hacen préstamos a pequeñas empresas de hasta $500,000 con enfoque en los empresarios latinos, negros y mujeres.

En entrevista con La Opinión, Calderón contó que sumergirse en el sector inmobiliario fue una especie de progresión a lo largo de su carrera ya que ella comenzó en el sector de servicios financieros.

Calderón es de raíces mexicanas. Sus padres formaron parte de la fuerza aérea de Estados Unidos y pasaron un tiempo mudándose de ciudades hasta que se establecieron en el sur de California. Ella creció en una casa propia y al paso de los años sabía que en sus planes de vida estaba ser dueña de su propia casa.

Al incursionar en el sector inmobiliario se dio cuenta de lo privilegiada que era ya que una vivienda propia no está disponible para todos. El impacto adverso ocurre especialmente en las poblaciones latinas y negras impidiéndoles mejorar el bienestar de sus familias.

Al experimentar esta nueva realidad, Calderón se apasionó por ayudar y ayudó a crear oportunidades para que las personas con menos probabilidades también tengan la oportunidad de alcanzar una vida mejor.

Difícil pero no imposible

Calderón recalcó que en términos de bienes raíces, hay una verdadera crisis de vivienda lo que hace más difícil que alguien alquile o compre una casa. El problema se exacerba cuando las personas no cuentan con altos ingresos.

“Por lo tanto, es increíblemente importante para nosotros asegurarnos de que podemos ser parte de una solución para construir más casas y construir más casas que sean asequibles para la gente común”, dijo Calderón.

Indicó que para las comunidades de color el ser dueño de una casa es la mejor manera de ganar riqueza para su familia y el tener una casa que puedan pagar es su punto de entrada para cerrar esa brecha.

El mayor obstáculo que enfrentan es el pago inicial y comprender cuánto creen que necesitan versus cuánto en realidad necesitan para poder comprar una casa.

“La mayoría de las personas todavía tienen la idea errónea de que necesita un pago inicial del 20% y eso no es cierto”, explicó Calderón. “Pueden comprar una casa si tienen un 3.5% de pago inicial, y dependiendo de cuál sea su profesión y cuánto ganen, a veces existen recursos de asistencia para el pago inicial que pueden cubrir todo o la mayor parte del pago inicial”.

En California y algunas ciudades de Florida donde viven muchos latinos el alto y creciente costo de la vivienda tiende a ser un desafío pero esto no debe ser un impedimento para buscar opciones.

“Debido a que los latinos son más propensos a vivir en un entorno multigeneracional con varias personas y sus ingresos contribuyen a la compra de una casa”, dijo la directora. “A veces, eso es realmente un gran beneficio porque puede comprar una casa que no necesariamente podría pagar una sola persona por su cuenta”.

Calderón dijo que está muy contenta de representar a una entidad que lucha por el bienestar de las personas de color. Ella cuenta con casi dos décadas de experiencia dedicada a los temas de movilidad económica.

Calderón está clasificada en Swanepoel Power 200 como una de las líderes más poderosas en la industria de bienes raíces residenciales y fue nombrada Mujer de Influencia de HousingWire en 2018 y 2021 por su trabajo para aumentar la comprensión y apreciación de los profesionales de bienes raíces e hipotecas sobre el mercado hispano de compra de viviendas.

El 87% de los prestatarios con la NCRC CDF son personas de color, latinos y negros. La NCRC CDF es una subsidiaria de la Coalición Nacional de Reinversión Comunitaria (NCRC), formada en 1990, cuyas organizaciones miembros de base crean oportunidades para que las personas generen riqueza. Trabajan con líderes comunitarios, legisladores e instituciones financieras para defender la equidad en la banca, la vivienda y los negocios.