California abre oficina de prevención de la violencia por las armas

Su misión es evitar muertes, lesionados y trauma a través de estrategias y colaboraciones

Son muchas las víctimas de la violencia por las armas en California. (Araceli Martínez/La Opinión)
Son muchas las víctimas de la violencia por las armas en California. (Araceli Martínez/La Opinión)
Foto: Araceli Martínez Ortega / Impremedia

El procurador general de California, Rob Bonta anunció el lanzamiento de la primera oficina de la nación para prevenir y poner fin de una vez por todas a la violencia generada por las armas. Se trata de una unidad dedicada al desarrollo de estrategias y alianzas a nivel estatal.

Al mismo tiempo, anunció una búsqueda a nivel nacional de candidatos para reclutar al director de la Oficina de Prevención de la Violencia por las Armas. Para mayor información sobre esta posición, visita: aquí.

La nueva oficina brindará apoyo centralizado del Departamento de Justicia para poner en marcha programas estratégicos e innovadores para reducir la violencia armada.

“La violencia armada es una verdadera crisis de salud pública que requiere atención inmediata y proactiva”, dijo el procurador Rob Bonta.

“Este momento de crisis demanda más que buenos deseos y oraciones. Necesitamos tomar acción ahora”, enfatizó.

Y aseguró estar defendiendo las leyes en los tribunales y tomando medidas enérgicas contra la oleada de armas fantasma imposibles de rastrear.

California ha sido durante mucho tiempo un líder nacional en la prevención efectiva de la violencia armada, con una de las tasas más bajas de muertes por armas de fuego en el país. 

Pero a pesar de los esfuerzos a nivel estatal, en 2020, las armas de fuego fueron la principal causa de muerte de niños en Estados Unidos. 

La asambleísta MIa Bonta, dijo que la violencia por las armas, es una crisis nacional, local y de salud pública.

Este año, la violencia con armas ha llegado a casa con tiroteos masivos a cuadras del Capitolio del Estado, muy cerca de la oficina de mi distrito y han afectado personalmente a miembros de mi equipo. Cada tragedia de violencia con armas me pesa en el corazón“.

Agregó que el establecimiento de la Oficina de Prevención de la Violencia Armada es un testimonio de que el fiscal general también reconoce la necesidad de elevar este asunto en todo el estado a identificar soluciones integrales y efectivas.

“Espero trabajar con esta oficina en este asunto y continuaré presionando para que la violencia armada sea reconocida como una crisis pública y desarrollar un enfoque basado en la salud que garantice que nuestras comunidades tengan los recursos disponibles para sacarlos de las causas profundas de la violencia armada”.

Laura Cutilletta, directora de Giffords Law Center dijo que en 2020, 3,449 californianos murieron a causa de la violencia por las armas. 

“Aunque tenemos algunas de las leyes contra las armas más fuertes del país, este número es inaceptable, por lo que falta mucho trabajo por hacer para salvar vidas”.

Añadió que California requiere un liderazgo experto más coordinado y un recurso estatal dedicado a romper los silos entre diferentes agencias y fronteras, reducir la burocracia y ayudar a las comunidades a implementar nuevos recursos para detener la violencia armada. 

Mattie Scott, presidente de la organización Brady United Against Gun Violence California y fundadora de Healing 4 Our Families & Our Nation, reconoció la apertura de la oficina, como respuesta a la ola de homicidios en San Francisco, Oakland y el estado, y para proporcionar un espacio para las víctimas y sobrevivientes de la violencia sin sentido provocada por las armas.

Me hubiera gustado tener este recurso hace 25 años, antes de que mi hijo más joven George C. Scott fuera asesinado con un arma de asalto semi automática a la edad de 24 años”.

Dijo que ella siempre ha estado a favor de unirse para detener los asesinatos por las armas de fuego y comenzar la sanación.

La violencia armada sigue siendo una amenaza creciente para la seguridad pública en todo el país. En promedio, hay más de 110 muertes por armas cada día y casi 41,000 cada año en EE UU.

Las armas son la principal causa de muerte entre niños y adolescentes; siendo los menores estadounidenses más propensos a morir a causa de la violencia armada que en cualquier otro país comparable.

Puedes conocer más de la nueva Oficina de Prevención de la Violencia de las Armas, aquí.