James Arthur Ray, el creador de un “reto espiritual” que terminó con la muerte de 3 personas

El 8 de octubre de 2009, dos personas murieron y más de una docena son hospitalizadas después de una ceremonia fallida en un retiro dirigido por el orador motivacional y autor James Arthur Ray cerca de Sedona, Arizona.

En febrero de 2010, Ray fue acusado de homicidio involuntario.

En febrero de 2010, Ray fue acusado de homicidio involuntario.  Crédito: Ryan Pierse | Getty Images

El ejercicio de la cabaña de sudor fue parte de un evento de cinco días de “Guerrero Espiritual” que se llevó a cabo en un centro de retiro alquilado ubicado a seis millas de Sedona. 

Los participantes pagaron más de $9,000 cada uno para asistir al retiro. En ese momento, James Arthur Ray, quien nació en 1957 y se crio en Oklahoma, era conocido por libros como su best-seller de 2008 “Harmonic Wealth: The Secret to Attracting the Life You Want”, y había aparecido como invitado en un número de programas de televisión, incluido “The Oprah Winfrey Show”.

La ceremonia de la cabaña de sudor de Ray, inspirada en una costumbre de los nativos americanos destinada a purificar el cuerpo y el espíritu, se llevó a cabo en una estructura de madera cubierta con lonas y mantas. 

Dentro del espacio cerrado, se vertió agua sobre rocas calentadas para crear vapor y la temperatura se elevó peligrosamente, lo que provocó que muchos de los más de 50 participantes (a quienes se había animado a ayunar durante 36 horas antes del evento) desarrollaran problemas respiratorios.

Testigos informaron más tarde que Ray había instado a las personas a permanecer adentro y soportar el intenso calor como una forma de desafío personal.

Dos personas, Kirby Brown, de 38 años, y James Shore, de 40, se desmayaron pero quedaron dentro de la cabaña de sudor y fallecieron por un golpe de calor

Más de una docena de personas fueron hospitalizadas por deshidratación y otros problemas médicos. 

El 17 de octubre murió una tercera participante de la ceremonia, Liz Neuman, de 49 años.

En febrero de 2010, Ray fue acusado de homicidio involuntario. Cuando su caso fue a juicio al año siguiente, la fiscalía argumentó que el gurú de la autoayuda había actuado con descuido y no había mostrado consideración por las personas que se enfermaron durante la ceremonia. 

La defensa afirmó que los participantes eran libres de abandonar la cabaña de sudor en cualquier momento y dijo que las muertes fueron un accidente y podrían haber sido causadas por toxinas desconocidas en el suelo. 

Durante el juicio de cuatro meses, los testigos afirmaron que las personas se habían enfermado o herido en retiros anteriores dirigidos por Ray, y los grupos de nativos americanos expresaron su indignación por el mal uso de su tradición sagrada de cabañas de sudor.

El 22 de junio de 2011, un jurado en Camp Verde, Arizona, encontró a Ray culpable de tres cargos de homicidio negligente

El 18 de noviembre de ese mismo año, fue sentenciado a tres penas de prisión de dos años, concurrentes, y se le ordenó pagar unos $57,000 en restitución a las familias de las víctimas. Fue puesto en libertad bajo supervisión el 12 de julio de 2013. 

Seguir leyendo:

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain