Centro Transgénero en Washington es acusado de realizar transiciones de género ilegales a menores de edad

Jamie Reed, quien laboró cuatro años en la institución médica está convencida de que a los pacientes en tratamiento no se les informa que los cambios a los cuales se someten son irreversibles

Existe una declaración jurada donde se denuncian las malas prácticas llevadas acabo en el St. Louis Children's Hospital

La exempleada Jamie Reed reveló que los médicos deciden administrar bloqueadores de la pubertad u hormonas cruzadas a los chicos que deciden cambiar de género. Crédito: AFP / Getty Images

La oficina del fiscal general de Missouri investiga al Centro Transgénero de la Universidad de Washington en el St. Louis Children’s Hospital debido a la denuncia de una exempleada quien acusa a sus médicos de realizar tratamientos de transición sexual en menores de edad y, en ocasiones, hasta sin el consentimiento de los padres.

Recientemente, Jamie Reed, quien laboró en el Centro Transgénero de la Universidad de Washington en el St. Louis Children’s Hospital, le confesó al grupo de defensa The Free Press que en la clínica se administran tratamientos irreparables a menores de edad ligados con transiciones de género.

A través de una declaración jurada Reed asegura que el hospital miente abiertamente al señalar que no ha realizado ninguna cirugía de transición sexual en menores.

Debido a que los médicos recetan automáticamente hormonas del sexo opuesto o bloqueadores de la pubertad para los niños que cumplen con los criterios mínimos, reciben medicamentos que causan cambios irreversibles en sus cuerpos“, mencionó.

De acuerdo con el documento, la denunciante llegó a la conclusión de que no se efectúa una evaluación adecuada y no se informa adecuadamente a los pacientes de que los cambios a los que se someten son irreversibles.

Cabe señalar que, entre 2018 y noviembre de 2022, Jamie Reed laboró en el Centro Transgénero de la Universidad de Washington en el St. Louis Children’s Hospital y fue responsable de la admisión de pacientes.

Los niños vienen a la clínica diciendo que quieren hormonas porque no quieren ser homosexuales. En todos estos casos, los médicos deciden administrar bloqueadores de la pubertad u hormonas cruzadas”, sostiene.

Es por ello que el fiscal general de Missouri, Andrew Bailey, ha tomado cartas en el asunto e investiga a la institución médica, pues desea asegurarse de que los niños no estén siendo dañados por “individuos que pueden estar más preocupados por una agenda social radical que por la salud de los menores de edad”.

Al respecto, las autoridades del Centro Transgénero difundieron un comunicado mediante el cual se dicen sorprendidas por los señalamientos emitidos por su exempleada.

“Estamos alarmados por las denuncias reportadas en el artículo publicado por The Free Press que describe prácticas y comportamientos que la autora dice haber presenciado mientras trabajaba en el Centro Transgénero de la universidad”, señala parte de la misiva.

También te puede interesar:

 La madre de los niños brutalmente golpeados en un autobús escolar de Florida recibe miles de dólares

 El capitán de un barco de Galveston fue acusado por engañar a una funeraria al no arrojar cenizas al mar

– Starbucks le pagó al cliente de Oklahoma que denunció un cobro de más de $4,000 dólares en propinas

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain