Estados Unidos lanzó ataques de precisión en Irak tras un bombardeo contra una de sus bases militares

El ejército de Estados Unidos disparó y mató a fuerzas hostiles y lanzó ataques aéreos de precisión tras un nuevo ataque contra una base militar en Irak

El Pentágono en Washington, DC. es la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DOD).

El Pentágono en Washington, DC. es la sede del Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DOD). Crédito: STAFF | AFP / Getty Images

El ejército de Estados Unidos tomó acciones de represalia después de que se lanzaran múltiples misiles balísticos de corto alcance contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición estacionadas en la base aérea de Al-Asad en Irak el lunes por la noche.

Un avión militar estadounidense, un helicóptero de combate AC-130, respondió inmediatamente al ataque, disparando contra un vehículo y matando a fuerzas hostiles aún desconocidas, dijo un funcionario estadounidense a CNN el martes.

Más tarde ese mismo día, el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) anunció que Estados Unidos también había lanzado ataques aéreos de precisión contra dos instalaciones utilizadas por el grupo Kataib Hezbollah, respaldado por Irán, en Irak.

La subsecretaria de prensa del Pentágono, Sabrina Singh, dijo el martes que el ataque de militantes respaldados por Irán provocó “varias lesiones no graves y algunos daños menores a la infraestructura”. Según Singh, fue la primera vez que se utilizó un misil balístico desde que comenzaron los ataques contra las fuerzas estadounidenses y de la coalición el 17 de octubre.

A pesar del ataque en “defensa propia”, EE.UU. insiste en que no quiere que el conflicto en la región se expanda, destacó la portavoz.

Sin embargo, aclaró, su gobierno responderá a futuros ataques “cuando sea necesario”.

EE.UU. ha asegurado que sus fuerzas en Irak y Siria han sido atacadas un total de 66 veces desde el 17 de octubre, según Singh.

Hasta la semana pasada, al menos 56 soldados estadounidenses habían sufrido heridas leves en los ataques desde el 17 de octubre (al menos 25 de ellas lesiones cerebrales traumáticas) y desde entonces todos habían regresado al servicio.

Las acciones de las milicias proiraníes se producen casi a diario, a pesar de que el primer ministro de Irak, Mohamed Shia al Sudani, ha mantenido intensos contactos en las últimas semanas, incluso con las autoridades iraníes, para detener estos ataques que Washington considera “totalmente inaceptables”.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ya visitó por sorpresa Bagdad hace unas semanas para advertir de que su país “dará cualquier paso necesario para proteger” a su personal en Oriente Medio.

Sigue leyendo:

EE.UU. bombardea dos instalaciones ligadas a Irán en Siria
EE.UU. lanza ofensiva en Irán en represalia por ataques con drones a bases militares estadounidenses
Atacan base estadounidense en medio de visita de Blinken a Irak

En esta nota

Ejército de Estados Unidos Irak Irán

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain