Por fin libres: testimonios de rehenes israelíes liberados

La organización terrorista Hamás ha liberado hasta ahora a 105 rehenes israelíes. ¿Cómo se encuentran estas personas ahora que acabó su cautiverio?

Por fin libres: testimonios de rehenes israelíes liberados

Una familia israelí vuelve a abrazarse tras la liberación. Crédito: Deutsche Welle

La madre de Yair Moses, Margalit, se contaba entre los primeros rehenes que debían ser liberados de la Franja de Gaza pocas horas después de entrar en vigor la tregua, el 24 de noviembre. Había sido secuestrada por la organización terrorista Hamás el 7 de octubre, en el kibutz Nir Oz.

“Naturalmente estábamos felices, pero también muy preocupados”, cuenta a DW su hijo. Nadie sabía si “sucedería realmente, si la gente estaría verdaderamente en la lista, cómo discurriría la entrega a la Cruz Roja, cómo llegarían a Egipto y luego a Israel, ni cuánto duraría el proceso”.

Solo cuando vio a su madre, de 78 años, en los primeros videos de la entrega de rehenes a la Cruz Roja difundidos por Hamás, pareció de pronto real que volviera efectivamente a casa. “En el momento en que vimos cómo saludaba desde el auto y luego caminaba hacia el bus, tuvimos claro que por lo menos parecía estar bien físicamente. Y entonces, naturalmente, nos pusimos muy contentos”, cuenta Yair Moses.

Por fin libres: testimonios de rehenes israelíes liberados
Muchos de los liberados no parecían haber sufrido daños físicos, sin embargo, su estado psicológico causa preocupación.

Preocupación por las secuelas psíquicas

Muchos de los liberados no parecían haber sufrido daños físicos. Habían perdido peso pero, aparte de los que habían sido heridos al ser secuestrados, la mayoría de los rehenes no tenía lesiones visibles. Sin embargo, su estado psicológico causa preocupación.

Al ser secuestrados el 7 de octubre en diversos lugares del sur de Israel, muchos vieron cómo eran asesinados sus familiares o vecinos. Otros no se enteraron hasta después de su liberación de que sus cónyuges u otros parientes también habían sido secuestrados.

Los hombres adultos que se cuentan entre los rehenes permanecen aún cautivos.

En los ataques terroristas del 7 de octubre fueron asesinadas más de 1,200 personas por Hamás, y cerca de 250 fueron llevadas como rehenes a la Franja de Gaza. Allí han muerto, a su vez, 15,800 palestinos en las operaciones del Ejército israelí, según datos del Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamás. No es posible corroborar las cifras con fuentes independientes.

“No podemos compartir todo” lo sucedido

Poco a poco sale a la luz pública lo vivido por los rehenes, pero hasta ahora los relatos son fragmentarios. Y no todo lo que los liberados cuentan a sus familias se conoce. Margalit Moses, por ejemplo, le ha contado mucho a su familia, dice su hijo. “Pero no podemos compartir todo. Nos pidieron no hacerlo, debido a la preocupación por los rehenes que aún están allá”. Moses no explica quién les hizo ese pedido. “Lo que puedo contar es que ella trató de seguir siendo positiva y de ayudar a otros, por ejemplo, cuando personas mayores tenían que ir al baño. Trató de cantar con otros o de conversar entre ellos”, relata.

En los videos de su entrega a la Cruz Roja, algunos rehenes hacían señas de despedida a sus captores. “Eso era un show que tuvieron que hacer”, opina Asher Ben-Arieh, profesor de la Paul Baerwald School of Social Work and Social Welfare, de la Universidad Hebrea de Jerusalén. “Lo que cuentan aquellos que fueron liberados, los diagnósticos físicos y psicológicos, las historias que escuchamos, eso fue todo, menos amistoso”.

El especialista en traumas colaboró en las pautas para el tratamiento de rehenes liberados y ha conversado, sobre todo, con niños y madres. “También hubo testimonios de rehenes tailandeses. Algunos fueron tratados algo mejor, otros peor. Algunos fueron golpeados, a otros se les privó de comida o se les impidió dormir. Fue brutal”, dice.

Experiencias traumáticas

Familiares de otros rehenes han relatado a medios israelíes y extranjeros, por ejemplo, que al comienzo tenían suficiente comida, pero luego cada vez menos. Eytan, de 12 años, tuvo que ver “videos terroríficos del 7 de octubre”, según su tía, Deborah Cohen. “Cuando llegó a Gaza, gente junto a la cual pasaba le pegó”, contó Cohen a una emisora francesa. “Amenazaron a los niños con armas cuando comenzaban a llorar”, agregó.

Emily, de 9 años de edad, sólo susurraba cuando regresó de la Franja de Gaza, según cuenta su padre. “Cuando hablaba conmigo, no podía entenderle nada”, cuenta.

De 50 días en la oscuridad, sin posibilidad de ducharse y con poca comida, cuenta el tío de Hila, una niña de 13 años. De acuerdo con su relato, algunas personas dormían sobre bancos, y otras en colchones sobre el suelo. Se les dijo que de día debían hablar bajo, y de noche, guardar silencio, contó Yair Rotem a medios israelíes.

Más de 130 rehenes en manos de Hamás

Para Yair Moses, la pesadilla aún no termina, porque su padre sigue en poder de Hamás y no hay noticias de él. Sus padres, que están separados, vivían en Nir Oz. Israel parte de que aún quedan 137 personas cautivas de los terroristas de Hamás. Tampoco la Cruz Roja Internacional ha tenido acceso a los rehenes en la Franja de Gaza.

“Cada día crece la preocupación por mi padre, pero también por los otros que aún están allá”, dice Moses, quien creció en Nir Oz y conoce personalmente a muchos habitantes del kibutz. ”Para mí no es solamente una lista con nombres; los conocía a todos. Pero también los demás, a los que no conozco, los jóvenes que estaban en la fiesta de Re’im y los soldados; cada uno de ellos tiene que regresar”.

Seguir leyendo:
– EE.UU. bombardea dos instalaciones ligadas a Irán en Siria
– EE.UU. lanza ofensiva en Irán en represalia por ataques con drones a bases militares estadounidenses
– Atacan base estadounidense en medio de visita de Blinken a Irak

En esta nota

Conflicto Israel-Hamas Israel

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain