Comer alimentos grasos cuando estás estresado es una combinación fatal: estudio

Expertos descubrieron que consumir alimentos grasos durante el estrés reduce la oxigenación cerebral y la función vascular, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Comer alimentos grasos cuando estás estresado es una combinación fatal: estudio

Consumir alimentos ricos en grasas durante estos periodos estresantes redujo la oxigenación cerebral en la corteza prefrontal. Crédito: Doucefleur | Shutterstock

Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Birmingham descubrió que consumir alimentos ricos en grasas durante momentos de estrés mental no solo afecta la cintura, sino que también compromete la capacidad del cuerpo para recuperarse.

Dos nuevos estudios señalan que esta elección alimentaria puede resultar en una disminución significativa de la oxigenación cerebral y una función vascular deficiente.

La Dra. Rosalind Baynham, investigadora principal del estudio, destacó que durante el estrés mental, el cuerpo experimenta cambios como el aumento de la frecuencia cardíaca, la dilatación de los vasos sanguíneos y un incremento en el flujo sanguíneo al cerebro.

Sin embargo, los resultados revelaron que consumir alimentos ricos en grasas durante estos periodos estresantes redujo la oxigenación cerebral en la corteza prefrontal, agotando el suministro de oxígeno en un preocupante 39%.

El estudio también reveló que la función vascular, medida por la dilatación mediada por el flujo braquial (FMD), disminuyó en un 1,74% después de consumir alimentos grasos durante el estrés mental. Este efecto persistió hasta 90 minutos después de que el estrés disminuyó. En comparación, alimentos ricos en polifenoles, como el cacao, las bayas y las manzanas, no tuvieron impacto negativo en la función vascular.

Para evaluar estos hallazgos en un entorno más realista, los investigadores llevaron a cabo un ensayo en humanos, proporcionando a adultos jóvenes y sanos dos croissants de mantequilla para el desayuno antes de someterlos a tareas mentales estresantes.

Los resultados indicaron una clara diferencia en la recuperación del cuerpo después del estrés, dependiendo de la elección alimentaria.

Comer alimentos bajos en grasa ayudan a recuperarte más rápido luego del estrés

La Dra. Jet Veldhuijzen van Zanten, profesora de Psicología Biológica, enfatizó que una reducción del 1% en la función vascular aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular en un 13%.

Optar por alimentos y bebidas bajos en grasa, aunque aún afectaba ligeramente la función vascular (disminución del 1,18%), permitió una recuperación más rápida después de que el estrés disminuyó.

Sin embargo, los expertos advierten que recurrir a refrigerios ricos en grasas en situaciones estresantes puede ser más perjudicial de lo que se pensaba anteriormente, especialmente para aquellos con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La Profesora Catarina Rendeiro, especialista en Ciencias de la Nutrición, subrayó que la reducción de la oxigenación cerebral podría desencadenar problemas de salud mental, empeorando la respuesta física y psicológica al estrés.

Rendeiro insta a las personas a buscar alimentos bajos en grasas como una estrategia para aliviar el estrés y minimizar el impacto fisiológico negativo.

En medio de un mundo cada vez más estresante, la Dra. Baynham aconseja a las personas que reconsideren sus elecciones alimenticias durante situaciones estresantes, sugiriendo que optar por opciones saludables, como las bayas, en lugar de alimentos grasos podría mejorar la capacidad para enfrentar el estrés de manera más efectiva.

Sigue leyendo:

En esta nota

estres grasa

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain