Omar Vizquel habla a profundidad sobre la demanda que le impusieron por acoso sexual

El venezolano decidió hablar por primera vez sobre la demanda impuesta en su contra y reveló detalles de los tiempos complicados que vivió

TORONTO, CANADA - JULY 27: Omar Vizquel #17 of the Toronto Blue Jays makes a play in the 6th inning to get the baserunner during MLB game action against the Detroit Tigers on July 27, 2012 at Rogers Centre in Toronto, Ontario, Canada. (Photo by Tom Szczerbowski/Getty Images)

El venezolano habló por primera vez sobre todo lo que ha vivido desde que sufrió una demanda por un batboy de acoso sexual. Crédito: Tom Szczerbowski | Getty Images

Omar Vizquel decidió hablar luego luego de que su vida diera un tropiezo de fuerza mayor en agosto del 2021 cuando fue demandado por un ex batboy que tiene autismo, por acoso sexual mientras el venezolano dirigía el equipo Clase AA de los Chicago White Sox en Birmingham, Alabama en 2019.

La demanda civil presentaba una acusación a Vizquel de “comportamiento sexualmente agresivo” y además alegaba que el ex jugador exigió al batboy que le lavara la espalda. Los White Sox en ese entonces decidieron suspender al entrenador con paga cuando la organización se enteró de los cargos y lo despidieron inmediatamente luego de la temporada.

El batboy, que en ese momento tenía 22 años, presentó una demanda contra los White Sox y además de ello presentó un cargo de discriminación ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Finalmente abandonó su demanda contra los Medias Blancas y los reclamos contra Vizquel fueron desestimados cuando las partes llegaron a un acuerdo confidencial en junio de 2022. Sin embargo, el daño ya estaba hecho y actualmente Vizquel confiesa que, con el apoyo de su entorno más cercano, compuesto por amigos, familia, sus hijos y además su prometida Mónica, se siente cómodo hablando del tema. Omar se ha dado cuenta que son contadas las personas que le creen; no puede dar detalles debido al acuerdo antes mencionado, pero también se niega rotundamente a realizar una disculpa pública.

Vizquel también fue acusado de violencia doméstica en 2020 por su ex esposa. Había sido arrestado en 2016, pero no fue procesado por acusaciones de agresión en cuarto grado. Vizquel negó rotundamente las acusaciones en ese momento y hoy dice que se trataba de una campaña de difamación para dañar su imagen tras su divorcio.

“Me alegro de poder hablar ahora”, comentó el ex campocorto Vinotinto al USA TODAY Sports, en su primera entrevista pública, “porque muchas cosas que la gente decía no eran exactas. Mi conciencia está limpia y tranquila de que no soy el tipo de persona que dicen de Omar. Puedo mirar a todos a los ojos y decir: “Hombre, ¿realmente crees que eso es correcto?”.

“Ojalá hubiera podido hablar antes, pero mi abogado me dijo: ‘No digas nada al respecto’. Dejemos que se desarrolle el proceso legal. Tu momento de hablar va a llegar.’ Ya ves lo que pasó. La justicia habló. No había nada que pudieran acusar contra mí. No había nada allí. Echaron un vistazo a todo. Fue un gran malentendido. Soy un gran creyente en Dios, y Dios habló”.

Por los momentos Vizquel es bien claro en que no puede dar muchos detalles al respecto sobre los cargos, pero tiene confianza en que en su debido momento pueda hacerlo para que su imagen pueda mejorarse y la opinión pública pueda saber su versión de los hechos.

“Creo que es hora de hablar porque todos escucharon la versión que salió”, dijo. Vizquel dijo: “nadie había escuchado realmente mi versión de los hechos ni lo que realmente sucedió. Era difícil escuchar tu nombre rebotando y leyendo cosas que no eran precisas. Fue realmente doloroso. Al final del día, sabía que no era ese tipo de persona del que hablaban allí”.

“Diré que dije algunas palabras que lamento haber dicho, pero desafortunadamente no puedo dar detalles debido al acuerdo que firmé con este tipo. Pero les puedo decir esto: el Omar Vizquel que fue retratado en la prensa no es el Omar Vizquel que cree en la integridad y los valores. Esos son los hechos”.

Omar Vizquel ha sido uno de los mejores para cortos en la historia del béisbol; 24 temporadas en las Grandes Ligas, ganador de 11 Guantes de Oro, un total de 2,877 hits y una hoja de vida digna para que ya hubiese sido incluido en el Salón de la Fama.

Desde todos estos escándalos, el venezolano pareciera tener las puertas cerradas en el ‘Big Show’, ya que no ha podido regresar a Las Grandes Ligas de ninguna forma y tampoco en alguna liga del mundo, algo que para el Vinotinto es bastante doloroso y le pesa mucho.

“Es difícil no estar en el juego cuando ves a todos tus amigos haciendo cosas diferentes en el juego”, dijo. dice Vizquel. “Quiero hacer eso. Quiero seguir en el juego y obviamente creo que tengo mucho que dar. Para mí es importante hablar con los niños venezolanos más jóvenes, ir a Puerto Rico, República Dominicana. Tengo mucho que aportar al juego”.

Al momento de la demanda llegaron tiempos oscuros y turbios para Vizquel, quien confesó se quedo solo en su hogar sin saber qué hacer o tan siquiera si quería vivir; contrató abogados para poder luchar contra la demanda civil y hacer hincapié en que se trataba solo de una mala jugada del destino y la vida.

“Hubo un momento en el que pasé tres días en una habitación con sólo un vaso de agua“, contó Vizquel. “La única vez que saldría es para ir al baño 10 veces al día. Ni siquiera sabía qué hora era. Serían como las 3 de la mañana y pensé que era por la tarde. Fue realmente malo”.

“Vivía solo. Mi puerta estaba cerrada. Y pensé que la gente me perseguía en mi propia casa. Te diré una cosa, había muchos malos pensamientos pasando por mi cabeza“.

Vizquel, quien acaba de regresar de Venezuela, celebrando el premio MVP de Ronald Acuña Jr. y trabajó con jóvenes en campamentos de béisbol, sintió mucha emoción en las últimas dos semanas, además de vivir una vez más todo el afecto que el público venezolano siente por él, pero esto es algo que el criollo espera pueda ser igual o mejor en su hogar en Houston, en los EE.UU.

Los Marineros de Seattle no lo invitaron a estar entre sus exjugadores que fueron homenajeados durante las festividades del Juego de Estrellas. Los Cleveland Guardians lo invitaron a celebrar la carrera de Manny Ramírez, su ex compañero de equipo y amigo cercano, pero el venezolano no podía decir presente en el terreno de juego.

Su invitación para presentarse en un campamento juvenil en Filadelfia en noviembre fue retirada. El único evento que estuvo ligado con las Grandes Ligas al que fue invitado, data del mes de agosto, cuando los Gigantes de San Francisco celebraron el retiro del veterano gerente de la casa club, Mike Murphy.

Sus esperanzas de llegar al Salón de la Fama también están prácticamente extinguidas en su totalidad. Vizquel solo ha recibido el 12,6% de los primeros 88 votos públicos de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos, según el rastreador del Salón de la Fama de Ryan Thibodeaux, y a sólo tres años más de elegibilidad.

Ningún jugador en la historia ha tenido una caída tan grande en la historia de las votaciones para el Salón de la Fama, recibiendo el 52,6% de los votos hace apenas tres años y ahora apenas logrando ser elegible.

Por supuesto que me encantaría estar en el Salón de la Fama, ¿a quién no?”. dijo Vizquel. “Pero lo más importante para mí es retribuir, seguir involucrado en el béisbol y ayudar a otros a alcanzar sus sueños. El béisbol es mi pasión”.

Vizquel, de 56 años, espera estar en la Serie Mundial del Caribe que comienza el 1 de febrero en Miami, ayudando a un equipo de Venezuela, pero el criollo tiene claro que podría no ser invitado por lo que guarda mucha calma y especialmente cautela.

Los funcionarios de la MLB no le prohíben participar, pero se desconoce si los organizadores del evento le darán la bienvenida. Lo más importante para el venezolano es que a día de hoy dice que a pesar de todo lo que ha sucedido puede vivir en paz y tranquilo.

“¿Sabes qué?” Vizquel dice: “mi conciencia está limpia. Cuando acuesto la cabeza en la cama, puedo acostarme y dormir en paz. Sé que no soy ese tipo de persona que me retratan. Simplemente no lo soy.”

Sigue Leyendo:
Latinos quedan lejos de ser elegidos al Salón de la Fama del Béisbol en una noche donde solo Scott Rolen logró su ingreso
Otra marca: Miguel Cabrera igualó curioso récord de Omar Vizquel en las Grandes Ligas
¿Por qué ningún pelotero alcanzó los votos para ingresar al Salón de la Fama del Béisbol en Cooperstown?

En esta nota

Grandes Ligas MLB

Suscribite al boletín de Deportes

Recibe gratis el boletín de deportes que un verdadero fan no se puede perder

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain