Las mujeres psicópatas son más comunes de lo que imaginamos: investigación

Una investigación desafía la creencia de que los psicópatas son predominantemente hombres, revelando que las mujeres psicópatas pueden ser hasta cinco veces más comunes de lo que se creía

Las mujeres psicópatas son más comunes de lo que imaginamos: investigación

Crédito: Ground Picture | Shutterstock

Las mujeres psicópatas son más comunes de lo que se pensaba anteriormente, según investigaciones presentadas en el Festival de Cambridge por el Dr. Clive Boddy, experto en psicopatía corporativa de la Universidad Anglia Ruskin (ARU). Contrariamente a la creencia generalizada de que los psicópatas son predominantemente hombres, el Dr. Boddy desafía esta noción al revelar que las mujeres psicópatas pueden ser hasta cinco veces más comunes de lo que se creía.

La investigación del Dr. Boddy sugiere que la proporción real de psicopatía entre hombres y mujeres podría estar más cerca de 1,2:1, en comparación con la proporción convencional de 6:1. Este descubrimiento señala un cambio significativo en la comprensión de la psicopatía y destaca la necesidad de revisar los métodos de identificación y evaluación.

Una de las razones detrás de esta subestimación radica en el sesgo de género en la identificación de la psicopatía. Las medidas tradicionales se han centrado en el comportamiento criminal masculino, lo que ha llevado a una falta de reconocimiento de las tácticas más sutiles y manipuladoras empleadas por las psicópatas femeninas. El Dr. Boddy argumenta que la sociedad tiende a pasar por alto los rasgos psicopáticos cuando son exhibidos por mujeres, ya que estos rasgos a menudo se consideran más aceptables en hombres.

El Dr. Boddy también destaca cómo las psicópatas femeninas tienden a operar de manera diferente a los hombres. Utilizan técnicas de manipulación y seducción en lugar de la violencia para alcanzar sus objetivos. Esta distinción es crucial, ya que las medidas diseñadas para identificar a los psicópatas criminales masculinos pueden ser inadecuadas para detectar a las psicópatas femeninas no criminales.

Además de desafiar las percepciones convencionales sobre la psicopatía, este hallazgo tiene implicaciones importantes para la sociedad y el mundo empresarial. En el ámbito de la justicia penal, la subestimación de las psicópatas femeninas puede llevar a decisiones de gestión de riesgos defectuosas, especialmente en casos que involucran a parejas e hijos. En el mundo empresarial, las decisiones de selección de liderazgo organizacional deben ser revisadas, ya que no se puede asumir automáticamente que las líderes mujeres carecen de comportamientos psicopáticos.

El Dr. Boddy, quien ha estado investigando los efectos de tener psicópatas en el lugar de trabajo desde 2005, ha destacado la importancia de comprender el impacto de los psicópatas corporativos en los empleados, las organizaciones y la sociedad en general. Su investigación ha arrojado luz sobre el liderazgo tóxico y ha puesto de relieve la necesidad de abordar este problema de manera efectiva.

En resumen, el trabajo del Dr. Boddy desafía las concepciones arraigadas sobre la psicopatía y subraya la importancia de reconocer la presencia y las tácticas de las psicópatas femeninas. Este cambio en la comprensión no solo tiene implicaciones para el ámbito de la justicia penal y el liderazgo empresarial, sino que también plantea la necesidad de una evaluación más equitativa y completa de la psicopatía en todos los géneros.

Sigue leyendo:

En esta nota

Salud Mental

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain