Obama contra republicanos que tardaron en retirar apoyo a Trump

Cuestiona además a quienes siguen apoyando al magnate estadounidense a pesar de sus discursos contra las mujeres y las minorías

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Obama contra republicanos que tardaron en retirar apoyo a Trump
Barack Obama, presidente de Estados Unidos.
Foto: EFE

El presidente, Barack Obama, dijo que “no tiene sentido” que muchos republicanos condenen los comentarios sobre las mujeres de Donald Trump pero sigan apoyando su candidatura presidencial, ni tampoco por qué otros hayan “tardado tanto” en dejar de respaldarle dados sus insultos a las minorías.

“(Trump) dice cosas que nadie consideraría tolerables de parte de alguien que estuviera haciendo una entrevista para un trabajo en (la cadena de tiendas) 7/11”, afirmó Obama en un mitin a favor de la candidata demócrata, Hillary Clinton, en Greensboro (Carolina del Norte).

Donald Trump, en guerra contra su partido republicano

El mandatario, que ya condenó este domingo las palabras de Trump en un vídeo de 2005 filtrado a la prensa el viernes, en el que hacía comentarios lascivos y denigrantes sobre las mujeres, aseguró hoy que “no hace falta ser un marido, o esposo o padre para escuchar lo que escuchamos hace unos días y decir que no está bien”.

“Solo hace falta ser un ser humano decente”, subrayó Obama.

Ryan no defenderá ni hará campaña con Donald Trump

Respecto a los muchos republicanos que en los últimos días han dejado de respaldar a Trump, Obama se preguntó “por qué han tardado tanto en distanciarse” del magnate.

“Se veía venir, lleva mucho tiempo diciendo cosas realmente horribles. Yo ahora tengo 55 años y me cuesta cambiar, sé que con 70 años (la edad de Trump) va a ser aún más difícil”, indicó.

Obama aseguró que “antes de que se publicara el vídeo” ya se sabía que el candidato republicano “no tiene ni el temperamento, ni el criterio, ni el conocimiento, ni aparentemente el deseo de lograr ese conocimiento ni la honestidad básica que tiene que tener un presidente”.

“Lo sabíamos cuando escuchamos lo que pensaba sobre las minorías, la gente de fe musulmana, o las familias de militares muertos en combate”, subrayó el mandatario.

Exjugador de la NFL critica a Donald Trump por sus “charlas de vestidor”

Opinó que “no tiene sentido” que muchos republicanos condenen las palabras de Trump pero sigan respaldando su candidatura presidencial -como hace el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, a quien Obama no llegó a mencionar directamente-.

“No puedes rechazar constantemente lo que dice alguien y decir que aún así vas a respaldarle para ser la persona más poderosa del planeta”, indicó el presidente.

La aparición de Obama en Carolina del Norte, un estado que ganó por poco margen en 2008 y que le resultó crucial para hacerse con la Casa Blanca, tenía como objetivo impulsar las opciones de Clinton, que tiene allí una escasa ventaja de 2,6 puntos sobre Trump, según la media de sondeos que hace la web Real Clear Politics.

Trump llama a Paul Ryan y líder “débil e incompetente”

Obama insistió en que Trump “no está capacitado” para ser presidente, y condenó que “en la mitad de un debate amenazara con meter en la cárcel a su oponente, sin juicio”, o que “celebre la interferencia rusa en el proceso electoral” estadounidense, porque eso amenaza “la tolerancia y el debido proceso”.

“Hay otras naciones que operan así, y esas naciones se rompen. Nosotros nos hemos mantenido en contraste y en oposición a ese tipo de ideas”, indicó el presidente, que pidió rechazar ese tipo de “política divisiva que nos haría retroceder”.

El presidente se dirigió a los votantes que están preocupados por la reforma migratoria y les dijo que pueden elegir entre respaldar a Clinton o “a alguien que aparentemente solo ve a criminales y a violadores para ser deportados, y que probablemente han pagado más impuestos que él”.

También criticó a Trump por “presumir de no haber pagado impuestos” en muchos años, porque eso demuestra que “no es un ciudadano responsable”.

Obama tuvo que pausar hasta tres veces su discurso por los gritos de manifestantes aparentemente favorables a Trump, entre ellos unos que llevaban una camiseta con el lema “Bill Clinton es un violador”, una acusación que el candidato republicano ha hecho reiteradamente sobre el expresidente.

El presidente habló unas horas después de que Trump ahondara su brecha con la cúpula de su partido, en una serie de mensajes en Twitter en los que aseguró que se había quitado los “grilletes” que le encadenaban a la formación y que ahora podrá “luchar por Estados Unidos de la manera” que él quiera.

Te recomendamos