Crónica de una huida anunciada, el caso del gobernador con licencia de Veracruz

Javier Duarte, acusado de corrupción ya es prófugo de la justicia, juez federal giró orden de aprehensión,

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Crónica de una huida anunciada, el caso del gobernador con licencia de Veracruz
Javier Duarte
Foto: EFE

México – Pese a las advertencias de la oposición mexicana sobre el riesgo de una fuga, el gobernador saliente de Veracruz, Javier Duarte es hoy un prófugo de la justicia después de que un juez ordenara su captura por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

“Estamos siguiendo varias pistas para poder localizarlo”, dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, tras confirmar que “apenas se acaba de liberar la orden de aprehensión” del político del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), actualmente con licencia.

Sin precisar cuándo fue emitida la orden, argumentó que la autoridad solo “puede actuar” hasta tenerla.

Hace justo una semana Duarte pidió licencia del cargo de gobernador 48 días antes del fin de su mandato (2010-2016) para -dijo- dar la cara, hacer frente a las acusaciones de corrupción en su contra y limpiar su nombre.

“No voy a huir, me quedo en Veracruz” para “atender estas infamias, estas calumnias”, aseguró a pregunta expresa en una entrevista con la cadena Televisa.

Pero desde el fin de semana se desconoce el paradero del político, al que el PRI suspendió sus derechos partidarios en septiembre, unos días después de que la Fiscalía general tomara en sus manos una investigación en su contra por enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento de deber.

El miércoles, el PRI informó que su Comisión Nacional de Justicia Partidaria acordó “resolver con la inmediatez necesaria el proceso de expulsión” de Duarte, iniciado con la suspensión de sus derechos como militante.

Tras abandonar su puesto Duarte, la oposición advirtió sobre la posibilidad de que el político escapara.

Osorio dijo hoy que se le vio por última vez en Xalapa, la capital del estado de Veracruz, pero no precisó el día, mientras que su sucesor, Flavino Ríos, señaló el martes que había hablado con él la madrugada del pasado jueves.

Además, anunció que pondría a disposición de las autoridades federales las bitácoras de los vuelos de las aeronaves del Gobierno estatal, después de una avalancha de rumores en torno a que Duarte había escapado en uno de esos aparatos con rumbo desconocido.

El gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, acusó hoy de mentir a Ríos, quien era secretario de Gobierno de Duarte.

“Sabe perfectamente cómo opera esta banda delictiva, pues era el segundo al mando y ahora quedó al frente con la huida de Duarte”, afirmó Yunes, quien asumirá el poder el 1 de diciembre después de ganar las elecciones de junio como candidato de la alianza entre el conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista de la Revolución Democrática (PRD).

Osorio señaló que Duarte “puede estar en el país todavía”, ya que no tiene conocimiento de su “salida legal” de México.

No obstante, dijo que pedirá a Interpol la orden internacional de captura, como la emitida el fin de semana pasado contra Guillermo Padrés, exgobernador del estado de Sonora, también investigado por corrupción y al que el PAN le suspendió sus derechos como militante hace una semana.

El ministro insistió en que las instituciones de inteligencia están trabajando en la localización de Duarte y rechazó “categóricamente” que el Gobierno pactara su fuga, como denunciaron políticos del PRD. “No hemos tenido ningún acuerdo ni con él ni con otros”, aseguró.

Los perredistas Fernando Baulzarán y Miguel Alonso Raya recordaron que en agosto de 2015 pidieron un juicio político contra Duarte para respondiera por los asesinatos de periodistas, la violación de los derechos humanos y la desviación de recursos públicos en el estado.

La solicitud sigue sin atenderse, lo que en su opinión evidencia la demagogia del Gobierno cuando dice que combate la corrupción, pero es incapaz de quitarle el fuero a un político que ha sido un “símbolo de la corrupción y del país”, denunciaron.

Yunes acusó hace meses a Duarte de tener, utilizando nombres de familiares y conocidos, 25 propiedades en México y fuera del país valoradas en unos 159 millones de dólares, lo que derivó en la apertura de una investigación de la fiscalía estatal.

La Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía general), que asumió el caso en septiembre, informó el martes de la detención de dos mujeres presuntamente relacionadas con “empresas fantasma” ligadas con lavado de dinero y que obtuvieron contratos del Gobierno de Duarte.

Y la titular de la PGR, Areli Gómez, informó que busca en total a otras siete personas por posibles actos de corrupción en Veracruz durante la gestión de Duarte.

Según una investigación del medio digital Animal Político, al menos 645,7 millones de pesos mexicanos (34 millones de dólares) desaparecieron del erario veracruzano únicamente entre 2012 y 2013 a través de estas operaciones.

Además, la Auditoría Superior de la Federación reportó que en el periodo 2011-2013 hay 35.421 millones de pesos (1.876 millones de dólares) pendientes de justificar en Veracruz, un estado que al día de hoy tiene una deuda pública de 52.000 millones de pesos (2.754 millones de dólares).

Te recomendamos