La “noche triste” en que México perdió frente a Trump

Estadounidenses radicados en México reaccionan ante el resultado de las elecciones en EEUU

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
La “noche triste” en que México perdió frente a Trump
Ciudadanos estadounidenses, entre otros, siguen las elecciones en EEUU en Ciudad de México.
Foto: PEDRO PARDO/AFP / Getty Images

MÉXICO.- Apenas se asomaban los primeros resultados de la contienda electoral en Estados Unidos para dar ventaja a Donald Trump, cuando el representante republicano en México, Larry Rubin, llamó a la “unidad” a sólo unos días de anunciar públicamente que no votaría por el magnate.

“El próximo presidente de Estados Unidos tendrá como primer reto unificar a la nación y al mundo que vive una división muy grande que creció en esta campaña”, dijo en el University Club de la capital mexicana donde se dieron cita ciudadanos estadounidenses de ambos partidos, aunque predominantemente demócratas.

La noche era joven y había mucho optimismo: los primeros estados pintaban de rojo pero eso era de esperarse por la hora de cierre de los estados del Este. Las familias sentadas en mesas con velitas reían, charlaban, tomaban cerveza y vino y comían hamburguesas, hot dogs, nachos, alitas, papas, carne.

De vez en cuando miraban a la pantalla. “Estoy un poquito nerviosa, pero aún tengo esperanza”, dijo Jaqueline Newell, una mexicoamericana que se encontraba justo enfrente de la transmisión simultanea de CNN y Fox News. Su madre,  asintió y siguió charlando con una copa de vino en la mano.

A su izquierda, un par de mexicanos socios de una banca de inversión, hablaban de la importancia de que México y Estados Unidos se den cuenta de que “no pueden estar bien el uno sin el otro”. A su derecha, Seanne Rajon, de cómo Trump movilizó más votantes.

Pedro Gómez pasó presuroso a su lado sin escuchar la conversación. Ese ciudadano estadounidense de origen mexicano corría hacia una de las pantallas para ponerse al tanto porque los avances no apuntaban bien para los demócratas.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS ELECCIONES

Eran casi las 10:00 de la noche, California con sus 55 votos electorales ya había aportado su cuota al conteo y, aún así, Clinton iba en picada. Aunque superó a Trump por unos minutos las cosas iban mal: 189 votos frente a 187.

“No importa quién gane: en los próximos años la comunidad latina la va a pasar muy mal”, dijo Gómez. Su experiencia en Seattle, donde se hizo ciudadano, no ha sido positiva, por el racismo. “El otro día me gritaron en un bar: ‘Mexican go home’ y eso no me había pasado.”

Gómez se encuentra en México por primera vez desde que tenía cuatro años para visitar a su abuelo y de paso experimentar la contienda en el epicentro del blanco de ataques del magnate republicano. “Esto no pinta nada bien”, insistió cuando alguien le dijo que ya el dólar superaba los 20 pesos.

El tiempo transcurrió lento y el republicano siguió creciendo hasta después de la media noche. Los ojos de Frances Newell se nublaron frente a la pantalla. Se paró del asiento, caminó hacia los pasillos de la entrada: el lugar estaba cada vez más desangelado entre caras largas sin probar bocado y cada vez más mesas vacías.

“No puedo creer que allá estén votando por ese hombre”, farfulló con disgusto a su hija Jaqueline. Ésta le paso el brazo por los hombros suavemente y juntas dieron media vuelta para volver a instalarse otra frente a las pantallas.

– I so sad, so sad- dijo la mayor.

Un asistente miraba el teléfono. Las redes iban en una y otra dirección. Las autoridades mexicanas aún guardaban silencio.

Te recomendamos