Cinco acciones urgentes que requieren los deportados en México

El gobierno y la sociedad mexicana deberán estar alertas ante las medidas que tome Donald Trump al asumir la presidencia de EEUU en enero próximo

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Cinco acciones urgentes que requieren los deportados en México
Foto: EFE

MÉXICO – El gobierno y la sociedad mexicana deberán estar alertas a cinco problemas clave que acarrearán las deportaciones  durante el gobierno del republicano Donald Trump que inicia en enero de 2017 aunque ya se enfrentaban desde la administración de Barack Obama y sus de 2.8 millones.

1. Los niños estadounidenses que regresan con sus padres

A partir  de junio pasado la Secretaría de Educación Pública (SEP) aceptó, a petición de organizaciones sociales, eliminar los requisitos de apostilla y traducción del acta de nacimiento de niños estadounidenses para facilitar el ingreso a las escuelas, sin embargo, algunas autoridades aún la exigen

“Desconocen que este requisito se eliminó o desconocen todo el proceso”, advirtió Gretchen Kuhner, del Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi), una organización que en los últimos años encabeza el tema. “Hace falta una campaña de información”.

Entre los universitarios que iniciaron sus carreras en Estados Unidos la situación es aún más compleja porque no existe una política que homologue las exigencias de cada una de las instituciones y muchos tienen que iniciar las licenciaturas desde cero.

2. Migrantes de la tercera edad

Alrededor de 1,700 ancianos mayores de 60 años en promedio han sido deportados de Estados Unidos  a México en los últimos años y aunque algunas campañas en redes sociales como #freeabuelito han logrado frenar algunos casos como el de Apolinar Sánchez, detenido por el ICE el año pasado en California, lo cierto el ritmo no se detiene.

Testimonios recopilados por este diario  documentaron que al menos 10 personas de la tercera edad aterrizan en los dos vuelos semanales que arriban a la Ciudad de México con personas deportadas. “No tengo casa ni familiares cercanos con quién quedarme”, dijo Javier Rodriguez, de 71 años en diciembre pasado.

Actualmente el gobierno de México cuenta con el Programa Pensión para Adultos Mayores que otorga  alrededor de 25 dólares mensuales para apoyo económico, pero si un repatriado no cuenta con otro tipo de ayuda quedará en el desamparo.

3. Remesas productivas

De acuerdo con datos del Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME) sólo el 1.5% del total de los 23,000 millones de dólares de remesas que enviaron el último año los migrantes fueron canalizadas para proyectos productivos.

Tampoco ha sido exitosa la apuesta para creación de pequeños negocios que ofertan los programas “3×1”, “Paisano invierte en tu tierra”  o “Fomento a la Inversión en la Propiedad Rural”.

“Aún no se ha logrado que estos proyectos sean exitosos por falta de capacitación y seguimiento”, observó Eunice Rendón, ex directora del IME. “La mayoría de los migrantes siguen regresando sin una posibilidad de autoempleo”.

4. Migrantes altamente calificados

Desde el sexenio del presidente Felipe Calderón (2006-2012) y hasta el presente el gobierno las autoridades han solicitado sin éxito ayuda a empresarios para emplear a los migrantes de retorno, especialmente a obreros calificados.

“Albañiles, carpinteros, herreros y todos esos trabajadores de oficios que lograron en Estados Unidos una alta especialización no logran su lugar en México aunque sean los mejores pulidores de pisos de madera o mosaico, por citar ejemplos”, observó Guadalupe Chipole, directora del Centro de Apoyo al Migrante de Retorno y ex funcionaria gubernamental.

5. Atención sicológica al migrante

Solamente los estados con mayor número de migrantes  como Baja California, Jalisco, Michoacán, Jalisco o la Ciudad de México cuentan con programas oficiales para atender sicológicamente a la población de retorno; el resto, surge de la sociedad civil o simplemente no cuentan con este servicio de salud.

En el caso de los michoacanos, por ejemplo, fue hasta enero pasado que la Secretaría del Migrante y la Universidad Michoacana de Nicolás de Hidalgo firmaron un acuerdo para brindar ayuda con problemas de depresión.

Te recomendamos