Proponen en San Francisco presupuesto especial para ayuda legal a inmigrantes

Miles de personas en detención migratoria y proceso de deportación carecen de representación legal. El supervisor Campos pide $5 millones para contratar abogados de inmigración

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Proponen en San Francisco presupuesto especial para ayuda legal a inmigrantes
Ante los ataques de Donald Trump contra las ciudades santuario, en San Francisco hay movilización social en defensa de los inmigrantes y los indocumentados.
Foto: Fernando A. Torres / La Opinión de la Bahía

El supervisor David Campos, junto a varios funcionarios y organizaciones sociales de San Francisco, dio a conocer una propuesta para ofrecer ayuda legal a inmigrantes indocumentados que se enfrentan a la cárcel y la deportación.
La propuesta de un presupuesto suplementario de $5 millones será presentada a la Junta de Supervisores para su votación el 13 de diciembre. Según Campos, la medida es una muestra concreta de lo que significa una ‘Ciudad Santuario’ y una respuesta a las amenazas del presidente electo Donald Trump de incrementar las deportaciones y cortar el financiamiento para las ciudades que no colaboren en la persecución de sus inmigrantes indocumentados, como San Francisco.
En una concurrida conferencia de prensa en las escalinatas del ayuntamiento el 29 de noviembre, Campos dijo que después de Nueva York, San Francisco se podría convertir en la segunda ciudad del país en implementar este tipo programa de ayuda legal.

Manifestantes piden a las afueras de la Alcaldía de San Francisco que la ciudad continúe siendo un santuario para indocumentados y proteja a las comunidades inmigrantes y a las minorías.
Manifestantes piden a las afueras de la Alcaldía de San Francisco que la ciudad continúe siendo un santuario para indocumentados y proteja a las comunidades inmigrantes y a las minorías.

La iniciativa financiará la contratación de 10 nuevos abogados en la oficina del Defensor Público de la ciudad para la coordinación de la defensa de inmigrantes que se encuentran enfrentando detención y procesos ante cortes de inmigración. También proveerá financiamiento para 13 nuevos abogados y seis trabajadores de apoyo en organizaciones sin fines de lucro que ofrecen representación legal a inmigrantes.
Como respuesta a los resultados de las elecciones presidenciales, el alcalde Ed Lee y la mayoría de los funcionarios electos del ayuntamiento reafirmaron públicamente el 14 de noviembre que la ciudad seguirá siendo un santuario para inmigrantes, minorías religiosas, gays y lesbianas. Sin embargo, Campos le exigió a Lee apoyo a su iniciativa.
“Usted no puede decir que somos una Ciudad Santuario si no está dispuesto a hacer las inversiones necesarias para proteger a las 44,000 personas indocumentadas que viven en la ciudad y el condado. Esta es la oportunidad de demostrar que vamos a hacer que lo que decimos… Si creen que San Francisco debe continuar siendo un santuario entonces demuéstrenlo apoyando esta propuesta”, fustigó Campos.

David Campos, supervisor de la ciudad de San Francisco.
David Campos, supervisor de la ciudad de San Francisco.

El Defensor Público de San Francisco, Jeff Adachi, dijo que existen por todo el país muchas personas detenidas sin acceso a un abogado y que por consiguiente pueden pasar largos periodos encarceladas. “Es una vergüenza el hecho de que, en estos momentos, en San Francisco hay 1,600 personas en procedimientos de detención -y miles en el país- que no tienen el derecho a un abogado, que no tienen el acceso básico a la justicia. En Estados Unidos en estos momentos usted puede pasar meses y años en la cárcel sin un abogado. Esto es una vergüenza y necesitamos un cambio”, dijo el defensor público.
Adachi, quien fue uno de los iniciadores y promotores principales de la propuesta de Campos, aseveró que el problema “tiene que ver con los derechos humanos y es algo que deberíamos haber solucionado tiempo atrás. Es algo tan fundamental que no solo tiene que ver con nuestro estilo de vida como sanfranciscanos sino como estadounidenses”, dijo.

Miles de indocumentados detenidos o en proceso de deportación carecen de representación legal, pero en San Francisco se ha planteado un presupuesto para contratar abogados que asistan a inmigrantes.
Miles de indocumentados detenidos o en proceso de deportación carecen de representación legal, pero en San Francisco se ha planteado un presupuesto para contratar abogados que asistan a inmigrantes.

La medida fue bien recibida entre las organizaciones de asistencia a inmigrantes. “Vamos a seguir protegiendo a nuestros inmigrantes. Vamos a hacer que esta ciudad mantenga su santuario verdaderamente, no de palabras si no de acción. Estamos unidos en contra de las fuerzas represivas que nos quieren echar para atrás nuestros logros”, dijo Melba Maldonado, directora del Centro de Recursos de La Raza en la calle Valencia.
Previendo posibles represalias del próximo gobierno federal, la supervisora Jane Kim dijo que es importante el apoyo mutuo de las comunidades. “Tenemos que asegurar que todos nos sintamos seguros en nuestras comunidades y es importante que comencemos temprano, asegurarnos que pondremos nuestro dinero de acuerdo con lo que prometemos. Aquí en San Francisco vamos a responder luchando”, dijo.
La iniciativa también propone financiar un servicio telefónico de información y ayuda legal de emergencia en casos de redadas de ICE en centros de trabajo y hogares. Establecida en 1989, San Francisco es una de las ciudades santuario más antiguas de las 300 que existen alrededor del país.

Te recomendamos