Lunes 27 de Febrero 2017

Los Chargers quieren ganarse el respeto de los aficionados en Los Ángeles

El equipo jugará temporalmente en el StubHub Center de Carson, casa del LA Galaxy

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Los Chargers quieren ganarse el respeto de los aficionados en Los Ángeles
Foto: Twitter / @Chargers

El área de Los Ángeles pasó 21 años sin tener equipo de la NFL. Ahora tiene dos.

Luego de haber jugado en la ciudad de San Diego desde 1961, los Chargers hicieron efectiva la opción que la liga les otorgó hace un año de moverse a Los Ángeles a partir de este año. El equipo jugará temporalmente en el StubHub Center de Carson, casa del LA Galaxy, mientras es construido el estadio de los Rams en la ciudad de Inglewood, donde serán inquilinos.

“San Diego ha sido nuestra casa por 56 años. Siempre será parte de nuestra identidad y, mi familia y yo sólo tenemos gratitud y aprecio por el apoyo y la pasión que nuestros fans han compartido con nosotros a través de los años”, dijo en un comunicado Dean Spanos, el dueño de la franquicia.

“Pero hoy le damos la vuelta a la página y empezamos una emocionante nueva era como los Chargers de Los Ángeles”.

El magnate, duramente criticado en las últimas horas por llevarse el equipo de una ciudad donde era un emblema rumbo a un mercado en el cual enfrenta mucha incertidumbre, expuso la ideología con la que él y sus Chargers, un equipo que nació en Los Ángeles en 1960, encaran la mudanza.

“Nuestra organización sabe que tenemos una tremenda cantidad de trabajo por hacer. Nosotros debemos ganarnos el respeto y apoyo de los fans de fútbol americano de Los Ángeles. Nosotros debemos volver a ganar. Y tenemos que hacer una contribución significativa, no sólo en el campo de juego, sino fuera de él como un líder y campeón para la comunidad”, dijo Spanos. “Los Chargers están determinados a pelear por LA y estamos emocionados de empezar”.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, les dio la bienvenida a los Chargers.

“L.A. ya tiene más visitantes que nunca antes. Los Chargers harán nuestra tradición de NFL aún más rica, y les darán a nuestros aficionados una razón más para estar en Los Ángeles”, dijo Garcetti. “Felicito a Dean Spanos y a toda la organización de los Chargers, y espero las extraordinarias contribuciones que harán en nuestra región”.

Sin dinero público

La familia Spanos buscó por la pasada década y media que la ciudad de San Diego le proporcionara fondos públicos para la construcción de un nuevo estadio que reemplazara el Qualcomm Stadium. Pero a diferencia de otros dueños de equipos, Spanos no quiso comprometer su propia riqueza para un nuevo estadio. En noviembre, el público votó en contra de aumentar un impuesto de hoteles para ese fin.

El comisionado de la NFL, Roger Goodell, reconoció que Spanos intentó solucionar el problema del estadio en San Diego.

“La relocalización es dolorosa para equipos y ciudades. Es especialmente dolorosa para los fans, y los fans de San Diego le han dado a los Chargers apoyo fuerte y leal por más de 50 años, lo cual hace todavía más decepcionante que no hayamos podido resolver el asunto del estadio”, dijo Goodell en un comunicado. “A pesar de lo difícil de la noticia para los fans de los Chargers, sé que Dean Spanos y su familia hicieron todo lo que pudieron para encontrar una solución viable en San Diego”.

Nueva imagen

El equipo presentó un nuevo logo: las letras L y A simulando discretamente la forma de relámpago en color blanco sobre un fondo azul, muy parecido al que los Dodgers llevan en sus gorras, aunque aún no ha sido aprobado por la NFL. Y publicó un sitio en el que se explican las opciones para adquirir entradas para los juegos en Carson este año mediante un depósito de $100 dólares.

El tamaño del StubHub Center (hasta 30,000 espectadores) presentará un entorno íntimo para juegos de la NFL como no se ha visto en mucho tiempo, en donde los aficionados estarán muy cerca de las acciones, y para la ciudad de Carson la estadía temporal de los Chargers con un máximo de 16 juegos de temporada regular entre 2017 y 2018 (aunque es muy posible que la NFL les programe algunos partidos como locales en Londres), es una buena noticia por la inyección a la economía local.

Te recomendamos