GIRALDO EN 3 Y 2 Medias Rojas y su septiembre ¡negroooo!

MALA RACHA: Perder siete de ocho es algo que ya le pasó a Boston en el arranque de temporada. Así que la lectura de perderlos ahora tiene que ver, más que todo con lo que queda de gas en el equipo de Terry Francona.

Bateo tiene (.280). En Adrián González (.340), Papi Ortiz (.313), Jacoby Ellsbury (.320) y Dustin Pedroia (.300) pero con los números a la vista, el pitcheo no respondió en el nivel que exigía la dura División del Este del circuito joven. Jon Lester (15-7 y 3.07) y Josh Beckett (12-5 y 2.49) han sido los más consistentes.

Tim Wakefield (7-6 y 5.13) es una moneda al aire porque igual da una gran apertura que un día de fiasco. A los 42 años quería llegar a 200 triunfos y ya los tiene.

John Lackey (12-12 y 6.19) no acaba de engranar en esa rotación y como Clay Buccholz gastó la temporada en la lista de enfermos y Dice-K Matsuzaka no lanzó un solo juego, entonces aquella rotación que tan bien pintaba, se vino abajo.

Aparecieron Miller (6-3 y 5.58) y llegó en el receso Erik Bedard (5-9 y 3.5) pero no apenas se cansaron los brazos del bullpen empezaron a pasarla mal. Al principio eso se disimulaba porque el gran poder ofensivo les permitía esconder carencias, pero en este tramo final los números tienen su propio veredicto y 4.09 de ERA para Boston es la número 20 del beisbol.

Lo crítico es que su cerrador estelar Jonathan Papelbon tiene 29 salvados, pero un 2.61 que es crítico para cualquier taponero.

Lo bueno, dirá Terry Francona, es que para postemporada sólo se requieren tres lanzadores (Lester, Beckett y Bedard) y los demás abridores se sumarán al bullpen. Sólo que para que ese plan sea posible primero hay que asegurar el boleto a octubre que no parece ya tan obvio y tres juegos sobre Rays no parece una ventaja indescontable para los de Joe Maddon que han jugado a gran nivel.

VIEJA SENTENCIA: El buen pitcheo le gana al buen bateo. Y por eso aunque los Filis son apenas el equipo número 18 bate en mano con .253, ya están seguros en postemporada. El cierre de Cliff Lee ha sido fantástico (16-7 y 2.38), “Doc” Halladay (18-5, 2.34) vuelve a estar intocable y el zurdo Cole Hamels (14-8 y 2.71) ha sido tan bueno como se preveía.

El pitcheo de Filis tiene una efectividad de 3.03 [la mejor del beisbol] y eso sí tapa de manera rotunda que Ryan Howard tenga un pálido (.247) esta campaña o que Jimmy Rollins (.268) no haya estado fino. Igual Hunter Pence que llegó de Astros, en el receso, batea para .321 y es el mejor del equipo.

GRAFITTI:“Como el Juego de Estrellas lo ganó la Liga Nacional, eso nos da ventaja de campo en la Serie Mundial…” BLOG de Filadelfia.

Luego la seguimos.