Protestan inmigrantes

Grupos defensores se hicieron presente pidiendo por una reforma migratoria

En su visita a Los Ángeles el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, no solo recogió el dinero que vino buscando para los gastos de su campaña de reelección, sino también el desencanto y la frustración de cientos de angelinos que se unieron a varias protestas que se realizaron en su contra.

Las diferentes protestas fueron desde las demandas por terminar las guerras en Irak y Afganistán, crear más empleos, hasta la necesidad de que cumpla su promesa de promover una reforma migratoria y detenga las deportaciones de miles de inmigrantes.

La Coalición Pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), por ejemplo, se apostó en las afueras del restaurante Fig and Olive, donde el presidente tendría una cena de recaudación de fondos, para dramatizar con personajes del Mago de Oz, lo que consideran ha sido la política de Obama.

Más de 50 personas acompañaron en la mañana a “Dorothy Gale“, al “Espantapájaros”, al “León Acobardado”, y al “Hombre de Lata”, para reclamar un alto a las deportaciones de miles de inmigrantes indocumentados y exigir una reforma migratoria como la que prometió el mandatario.

“Hay similitudes entre estos personajes y Obama. Dorothy está perdida y sin dirección, el espantapájaros no tiene cerebro, el hombre de lata no tiene corazón y el león es cobarde”, expresó Jorge Mario Cabrera, vocero de esta entidad.

“Nosotros pensamos que este presidente [Obama] debe de juntar valentía, corazón, y cerebro para poder crear una política migratoria que sea más justa y que refleje los valores de este país”, agregó.

En las afueras del House of Blues, la coalición antiguerra ANSWER L.A. realizó otra protesta por las guerras en Irak y Afganistán, al apostarse con pancartas y rótulos, denunciando un evento lujoso donde pagarán hasta 10 mil dólares por una foto con el Presidente, mientras el resto del país está en una gran recesión.

Los manifestantes aseguraban que pese al cambio en la administración, el presidente Obama ha mantenido la ocupación de Irak y ha triplicado el tamaño de las tropas en Afganistán.

Pero quizás uno de los puntos más destacados de las protestas fue la falta de reforma migratoria, la colaboración de la Policía con Inmigración y el número de redadas.

De acuerdo a CHIRLA al menos 1.4 millones de inmigrantes han sido deportados durante los dos primeros años de gobierno. Según la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), la agencia espera deportar a mas de 400 mil personas este año fiscal, lo que representaría un 10 por ciento más de lo que hizo la administración de Bush en el 2008 y de un 25 por ciento más de lo que fue el 2007.

Por eso un grupo de coaliciones pro derechos de los inmigrantes se apostó además en las esquina de la Avenida Melrose y el Bulevar La Ciénega para protestar la política de inmigración de Obama.

“Hay mucha gente que está descontenta con Obama, él era supuestamente el presidente de la esperanza y prometió una reforma que nunca llegó”, expresó Veronica Federovsky de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON).

“Para nosotros la consigna ahora es ‘legalización o no hay reelección’ por eso es importante estos eventos”, dijo Ron Góchez, de la Coalición de Inmigración del Sur de California. “Si esta con las redadas que ni se atreva a venir a nuestros barrios a pedir el voto”.

La coalición de manifestantes estaba formada además por el Instituto de Educación Popular del Sur de California (IDEPSCA), DREAM Team Los Angeles (DTLA), CHIRLA, El Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN) y Los Angeles Community Action Network (LA CAN), entre otras.