Trabajadores celebran tener acuerdo

Empleados de supermercados deberán ratificar nuevo contrato

Los empleados de los supermercados Vons, Ralphs y Albertsons se mostraron aliviados de no tener que cumplir con la amenaza de irse a huelga. La patronal accedió a un incremento salarial para los próximos tres años y a mantener una poliza equivalente al seguro médico actual.

Ahora sólo falta que los trabajadores lo ratifiquen este viernes y sábado durante una votación en las diferentes oficinas del Sindicato de Alimentos (UFCW). Para que el contrato sea válido, se necesita que el 51% de los empleados voten a favor.

Rick Icaza, presidente del Local 770 de UFCW, dijo ayer frente al supermercado Ralphs de la calle Tercera y Vermont, en Los Ángeles, que el sindicato logró su cometido y que esperan que los trabajadores estén satisfechos con las negociaciones.

“Las compañías tenían una postura necia, nos tomó unas 90 horas de negociaciones continúas hasta que finalmente accedieron… nosotros también tuvimos que ceder, pero puedo asegurar que logramos nuestras metas”, aseveró Icaza, quien se mostró complacido con los resultados.

“Si nos hubiésemos ido a huelga, las únicas personas que hubieran ganado son las empresas que no tienen sindicato. Los trabajadores estaban dispuestos a irse a huelga, pero era algo que no querían. Nuestros miembros están aliviados que no tuvieron que parar de trabajar”, agregó.

Angela Baker, una empleada de Vons, agradeció públicamente a sus clientes las muestras de apoyo que le dieron durante las negociaciones.

“Los clientes me decían que estaban de mi lado y que no cruzarían la línea de la huelga si llegábamos al paro… Yo les agradezco de todo corazón a ellos y al sindicato. Soy una madre soltera y tengo que asegurarme que puedo pagar la renta, llevar comida a la casa y poder llevar a mis hijos al doctor si lo necesitan”, dijo Baker.

Tatanya Bryant, cajera en el supermercado Albertsons, dijo que aunque aún no ha tenido oportunidad de leer el acuerdo entre el sindicato y los empleadores, está segura que refleja lo máximo que se pudo negociar.

“Yo confío en el sindicato, si nos dicen que es el mejor contrato que vamos a conseguir, yo les creo. De seguro tuvieron que ceder también. Estoy ansiosa por enterarme cual fue el acuerdo”, manifestó Bryant.

Los representantes de las tres cadenas de supermercados no estuvieron disponibles para comentar, pero el pasado lunes emitieron un comunicado conjunto en el que expresaron su satisfacción por el acuerdo tentativo que evitó la huelga, garantiza buenos salarios, pensiones de retiro y acceso a un seguro médico de buena calidad y asequible. Un punto clave para las empresas es que este acuerdo les permitiría mantener su competitividad. En otras palabras, les permite continuar ganando dinero.

El sindicado aseguró que los detalles del contrato serán revelados el sábado alrededor de los 8 de la noche, después de que los votos hayan sido contados.