21 años a joven que mató a compañero homosexual

Fiscalía llega a un acuerdo con McInerney, que se declara culpable

Un adolescente se declaró ayer culpable de homicidio en segundo grado por el asesinato de un compañero de clase homosexual, como parte de un acuerdo por el que deberá pasar 21 años en la cárcel, informaron las autoridades.

Se llegó este acuerdo para el caso de Brandon McInerney, de 17 años, que disparó contra Larry King, de 15 años, en una escuela de Oxnard en febrero de 2008. McInerney tenía 14 años en aquel momento.

McInerney se declaró culpable de homicidio en segundo grado, homicidio culposo y uso de un arma de fuego, señaló Mike Frawley, fiscal adjunto del distrito del Condado de Ventura. Recibirá su condena el 19 de diciembre.

Se esperaba que se celebrara un nuevo juicio para el caso, dado que en septiembre se había declarado juicio nulo ya que los miembros del jurado no pudieron llegar a una decisión unánime sobre el grado de culpabilidad. El panel realizó una serie de votaciones, la última de las cuales resultó con siete miembros a favor de homicidio culposo y cinco miembros que apoyaban el homicidio en primer o en segundo grado.

El caso captó la atención del mundo entero debido a su sorprendente premisa: McInerney, en un arrebato de ira y sentimientos antihomosexuales, mató a King en la secundaria E. O. Green de Oxnard, porque se sintió ofendido por la vestimenta de King y la forma en que la víctima lo trató. La comediante Ellen DeGeneres, que es lesbiana, lo analizó en su programa en vivo poco después del tiroteo y dijo que los homosexuales no deberían ser tratados como ciudadanos de segunda categoría.

Los fiscales afirmaron que McInerney simpatizaba con la filosofía de la supremacía blanca y consideraba a la homosexualidad como algo abominable. Los abogados de la defensa arguyeron que el acusado había alcanzado un punto de quiebre emocional luego de que King le hiciera insinuaciones sexuales reiteradas y no deseadas.

Los fiscales habían ofrecido previamente un acuerdo en el que McInerney hubiese recibido una condena entre 25 años y cadena perpetua, pero sus abogados no lo aceptaron.