San Francisco y LA negocian sendos cierres

Ciudades buscan cómo desalojar campamentos de grupos Occupy

SAN FRANCISCO.- Los Ángeles y San Francisco están buscando soluciones a largo plazo para los campamentos atrincherados de los manifestantes anti-Wall Street, esperando poner fin al drenaje de recursos y los nervios alterados entre la policía y los políticos.

Las autoridades de ambas ciudades han considerado proporcionar a los manifestantes espacio techado que permitiría que el movimiento realizara su trabajo en instalaciones más sanitarias, menos públicas.

Los ocupantes están discutiendo entre sí si resisten en el lugar o intentan aprovechar las ventajas de posibles traslados.

Las negociaciones en ambas ciudades marcan un enfoque totalmente diferente a las tácticas usadas en otras partes, donde se ha enviado a la policía a desalojar los campamentos de Occupy. La violencia y las detenciones plagaron los campamentos en Oakland y Nueva York, mientras que el uso de bastones y del aerosol de la pimienta contra manifestantes pacíficos en los campus de la Universidad de California han provocado indignación y escarnio en todo el país.

San Francisco está negociando con los miembros de Occupy SF la mudanza de su campamento desde el corazón del distrito financiero a una escuela vacía en el distrito de moda de la ciudad, La Misión. Eso permitiría que los ocupantes tengan acceso a baños y a una sala para sus reuniones diarias, mientras acampan en el estacionamiento de lo que fue una pequeña escuela preparatoria.

El traslado también podría ayudarlos a dejar fuera a drogadictos y borrachos, y a quienes no están totalmente comprometidos con la causa.

Los manifestantes en Los Ángeles dijeron que las autoridades retiraron una oferta similar, en que la ciudad hubiera cedido un espacio de 10,000 pies cuadrados que albergaba una librería en el Los Angeles Mall a los manifestantes por 1 dólar al año.

Pero después de que la oferta fuera hecha pública en una asamblea general de Occupy LA, generó indignación en algunas personas que lo consideraron la entrega de recursos públicos por parte de una ciudad que sufre problemas financieros, y la oferta fue retirada.

El vice-alcalde Matt Szabo dijo el miércoles a The Associated Press que el campamento alrededor del Municipio sería retirado en algún momento de la semana próxima.

“El campamento como está ahora no es sostenible”, dijo Szabo.

Todavía no es seguro si la ciudad continúa negociando con Occupy LA por una nueva ubicación.

Alifah Ali, acampante de Occupy LA, dijo que retiraría su tienda del Municipio cuando llegara la orden de abandonar Los Ángeles y da la bienvenida a la posibilidad de una nueva ubicación.

“Quizás debamos trasladarnos”, dijo Ali. “Quizás esto nos dé un espacio para organizarnos, para hacer oír nuestra voz claramente”.

Los funcionarios de Los Ángeles apoyaron inicialmente el movimiento y permitieron que se colocaran tiendas de campaña en el césped alrededor del Ayuntamiento. Desde entonces se han colocado más de 480 tiendas. Pero surgieron dificultades con problemas de saneamiento, consumo de droga y las personas sin hogar uniéndose al campamento.

En San Francisco, varios cientos de manifestantes se instalaron desde hace unas seis semanas en cerca de 100 tiendas en la Plaza Justin Herman, en el extremo este de Market Street y frente al punto de atracción turística Ferry Building, en la bahía. La ciudad ha declarado la plaza una alteración de la salud pública, aunque los funcionarios de la ciudad también reconocen que los acampantes realizan esfuerzos para quitar la basura del campamento y mantener limpia las áreas con césped.

El alcalde Ed Lee se ha reunido con los ocupantes en varias reuniones acaloradas a puertas cerradas en el Municipio. En varias ocasiones les ha dicho que apoya su causa y el derecho a protestar contra la desigualdad entre ricos y pobres en el país.

Pero no pueden, ha dicho, continuar acampando durante la noche en una plaza pública.

“El alcalde está siendo paciente”, dijo Christine Falvey, portavoz de Lee. “Quiere ver algún tipo de plan sostenible, a largo plazo, porque la ciudad no puede sostener los campamentos durante la noche por un período largo de tiempo”.

Ken Cleaveland, de la Asociación de Dueños y Administradores de Edificios de San Francisco, que representa a los hoteles y negocios que han sido afectados por el ruido, la pérdida de turismo y las inquietudes sobre la violencia, dijo que algunos hoteles tuvieron que reembolsar a los huéspedes que no podían dormir, y las pequeñas empresas en el centro turístico han perdido miles de dólares.

“Es hora de trasladar el campamento”, dijo. “Nadie niega su derecho a protestar o las desigualdades en la sociedad contra las que protestan, pero no es un lugar para acampar permanentemente”.

Un estudio realizado por The Associated Press concluyó que durante los dos primeros meses de las protestas de Occupy en todo el país, el movimiento que pide más contribuciones de las personas más ricas de EEUU le ha costado a los contribuyentes por lo menos 13 millones de dólares en horas extras de la policía y otros servicios municipales.

Gentle Blythe, portavoz del distrito escolar público de San Francisco, dijo que las autoridades de la ciudad se habían acercado al distrito para hablar sobre la posibilidad de permitir a Ocupar SF que se trasladara al sitio en La Misión que antes albergaba la escuela preparatoria Phoenix. La Junta Escolar está considerando un permiso para instalaciones que permitiría a la ciudad ceder la propiedad durante seis meses.

Los miembros de Ocupar SF dicen que están reflexionando sobre la oferta.

“Estamos esperando las salvedades con las que volverá la ciudad”, dijo Jerry Selness, médico de la Marina jubilado de Eugene, Oregon, que ha trabajado como voluntario durante más de un mes en la tienda médica de Occupy SF.

“Realmente siento que estamos en un punto decisivo aquí: vamos a darle a este movimiento suficiente tiempo para poder dar nuestro próximo paso, que será no solamente trasladar este campamento, sino también trasladarnos a una nueva etapa en la forma en que ocupamos”, dijo.

Hay discusión entre los ocupantes en San Francisco sobre si es mejor permanecer en el lugar, trasladarse a otra ubicación a largo plazo o hacer ocupaciones breves en lugares simbólicos como vestíbulos en bancos y remates en ejecuciones hipotecarias.

“Por ejemplo, hay un vecindario en San Francisco ahora mismo donde están ejecutando 11 casas en una calle”, dijo Selness. “Un lugar perfecto para que ocupemos”.