Buscar ofertas se torna violento

Múltiples incidentes se registran en varias ciudades durante el 'Viernes Negro'

Guía de Regalos

Las compras del “Viernes Negro” se tornaron violentas en California y el resto del país, debido a balaceras, robos, golpes y hasta una disputa donde, al puro estilo de la criticada policía de la escuela UC Davis, una mujer arrojó gas pimienta a 20 clientes para aprovechar las ofertas en electrónicos.

Uno de los incidentes más graves ocurrió en el área de la Bahía, donde una persona permanecía herida de gravedad luego que un grupo de ladrones le disparó en el estacionamiento de una tienda Walmart. Las autoridades policiacas de San Leandro detallaron que los asaltantes le exigían la mercancía a la víctima y, cuando se rehusó a entregarla, uno de los delincuentes disparó.

Otras balaceras se reportaron en Iowa, Carolina del Norte y del Sur, dejando al menos un cliente herido.

Afuera de un centro comercial en Sacramento, un hombre fue apuñalado en una supuesta riña entre pandilleros. El ataque se registró frente a la tienda Macy’s del Arden Fair Mall, que abrió a la medianoche y no cerró por este incidente. La víctima fue trasladada a un hospital sin lesiones de riesgo.

Mientras que en el condado de Maricopa, Arizona, se detectó un aparato explosivo dentro de un refrigerador, por lo cual las autoridades evacuaron una tienda Walmart.

Varios hechos violentos se reportaron en distintas sucursales de dicha cadena de supermercados, uno de los sitios favoritos de los cazadores de ofertas, que esperaron hasta por tres días afuera de estos establecimientos.

En Los Ángeles, una mujer atacó con gas pimienta a por lo menos 20 compradores que hacían fila en un Walmart de Porter Ranch, en el Valle de San Fernando, para adquirir la nueva version del videojuego Xbox 360. El Departamento de Policía de esta ciudad (LAPD) informó que la sospechosa arrojó el gas de forma deliberada para obtener el artículo.

Hasta el cierre de esta edición, la mujer, cuya identidad se obtuvo al revisar los videos de seguridad, no había sido detenida. Testigos comentaron a la prensa que la supuesta agresora, que iba acompañada por dos niños, se molestó por la manera en que la gente se empujaba en la fila y por ello roció el gas.

“Era una clienta insatisfecha”, dijo el teniente Abel Parga a la cadena NBC.

En Culver City, en tanto, una pelea estalló entre un grupo de jóvenes que esperaba afuera de la tienda H&M, en el centro comercial Westfield. No hubo arrestos. La policía de esa localidad indicó que durante la madrugada del viernes recibió varias llamadas por disturbios sin que las cosas pasaran a mayores.

Los frenéticos cazadores de ofertas salieron, literalmente, apenas después de la cena de Acción de Gracias, ya que muchos negocios abrieron sus puertas desde la medianoche. Algunos, como una tienda Target de Culver City, lucían desolados antes de salir el sol. Su gerente comentó que la mayor cantidad de compradores acudió entre la medianoche y las 3:00 a.m. “No se podía caminar”, dijo.

En Glendale Galleria, uno de los centros comerciales más visitados en Los Ángeles durante el “Viernes Negro”, unos 15,000 clientes (50% más que hace un año) acudieron en busca de las mejores ofertas, algo que su vocera, Shoshana Paccia, lo atribuyó a la recuperación económica. “La mayoría de las personas están comprando electrónicos, son los juguetes de los adultos”, dijo.

Ahí no hubo hechos violentos. “Muchísima gente ha estado haciendo bastantes compras y con gran alegría”, afirmó Paccia.

Ya lo advertía Consumer Report: pocas ofertas durante el Black Friday, pero a la señora Ana López, residente de Hollywood, le despertó el espíritu del consumismo. “Todo está caro; hay cosas que no encontramos, no hay muchas blusas bonitas”, mencionó mientras tomaba un respiro.

Otros, en cambio, recorrían felices los negocios, dispuestos a comprar ahora y pagar después. ¿Cuál es su tope de gasto?, se le preguntó a Carmen Arieta, una guatemalteca que desde muy temprano recorría Glendale Galleria. “Depende de lo que diga la tarjeta”, contestó soltando una carcajada.

Su hija, Hany López, inició las compras inmediatamente después de cenar el tradicional pavo.

“Sí, valió la pena, porque pasando dos semanas no voy a encontrar esto al mismo precio”, señaló.

No todos corrieron con la misma suerte. Una persona que había comprado un videojuego en una tienda Walmart y buscaba un atajo para llegar a otra tienda fue atropellada cuando intentaba cruzar la Interestatal 15, a la altura de Railroad Canyon Road.