México: no hay sorpresas en el déficit

MÉXICO (EFE).- México registró un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de 3,757 millones de dólares en el tercer trimestre de 2011 frente al déficit de 740 millones registrado en el mismo periodo del año anterior, informó ayer el Banco de México (Banxico, central).

La cifra fue similar a la del consenso del mercado, que esperaba un déficit de 3,350 millones de dólares, según datos del banco Banamex, filial en México de Citigroup.

El banco central precisó que entre enero y septiembre el déficit de la cuenta corriente sumó 6,475 millones de dólares -frente al déficit de 2,223 millones del mismo periodo de nueve meses de 2010-, lo que equivale a 0.7 % del Producto Interior Bruto (PIB).

El emisor explicó en un comunicado que el déficit del tercer trimestre del año fue resultado de una combinación de los déficit en la balanza de bienes y servicios (8,497 millones de dólares) y en la de renta (1,433 millones), y de un superávit en la balanza de transferencias (6.173 millones).

La demanda externa que enfrenta el país experimentó “un debilitamiento” como consecuencia “de la desaceleración de los niveles de actividad global y, en particular, de Estados Unidos”, lo que se reflejó “en un menor dinamismo de las exportaciones de productos manufacturados”, dijo el banco.

Asimismo, explicó que las exportaciones petroleras “continuaron beneficiándose” de “elevados precios internacionales del crudo”, en tanto que las importaciones presentaron un menor ritmo de crecimiento, “lo cual contribuyó a que el déficit de la cuenta corriente se mantuviera en niveles moderados”.

Los mercados financieros internacionales “mostraron una mayor volatilidad” durante el periodo trimestral por la “falta de consensos” en las economías avanzadas para resolver sus problemas económicos, y por las repercusiones que podría tener la crisis de la deuda soberana de algunos países europeos sobre la zona euro, apuntó.

Si bien se redujo el “apetito por riesgo entre los inversionistas internacionales”, México captó “recursos financieros del exterior por un monto que permitió un financiamiento holgado del déficit de la cuenta corriente”, detalló.

Durante el tercer trimestre el valor de las exportaciones de mercancías fue de 88,153 millones de dólares, lo que significó un aumento anual de 16.6 %.

Por su parte, las importaciones de mercancías entre julio y septiembre sumaron 91,968 millones de dólares y experimentaron una subida anual del 18.2 %.

El ingreso de recursos al país por concepto de remesas fue de 6,117 millones, monto superior en 10.3 % al del mismo periodo de 2010.

La cuenta financiera de la balanza de pagos, por su parte, registró un superávit de 7,998 millones de dólares en el mismo periodo trimestral.

Finalmente, el emisor subrayó que la reserva internacional neta del Banco de México se ubicó en 141,088 millones de dólares.