¡Final muy norteña!

Gallos 'regalan' pase a Tigres con autogol; UANL peleará título vs. Santos

MONTERREY, México.- Después de 29 años sin título de Liga, los Tigres tienen otra oportunidad de pelear por el campeonato.

Los felinos avanzaron ayer a la final del Apertura 2011 contra Santos y cerrarán la serie en casa gracias a que supieron enfriar al Querétaro, que solito se encargó de echar un balde de agua fría a sus sueños con el autogol de Manuel López Mondragón, el del 1-0 definitivo en el Estadio Universitario.

Porque para una zaga que ha recibido apenas 13 goles en 21 partidos, ninguno de ellos en la Liguilla, fue un auténtico bombón el que los queretanos se mataran solos con sus decisiones.

Sin desplegar un futbol brillante, pero sí efectivo, los Tigres tuvieron la posesión del esférico y encimaron a unos Gallos agazapados, que buscaban mantener el cero y encomendarse a un acierto de Carlos Bueno, al menos mientras estuvo en la cancha.

Con lo que nadie contaba es con el yerro de López Mondragón, quien al 44′ colocó el balón en el ángulo inferior izquierdo del marco de Liborio Sánchez, en su intento por desviar el esférico a tiro de esquina.

Para un equipo que tenía en el presupuesto marcar un gol para avanzar a la final, 2 dianas fueron una auténtica losa.

Por eso en el complemento los Gallos Blancos estuvieron muy lejos de mostrar ese amor propio que los condujo hasta la semifinal, de morirse en la raya como lo hicieron durante el torneo en el que su prioridad era alejarse de la zona de descenso.

Los Tigres, diseñados para disputar el título, apelaron a su mejor juego colectivo e individualidades para dañar al rival, que recibió otra bofetada cuando el árbitro Francisco Chacón marcó un penal de Marco Jiménez.

Entonces Liborio, dispuesto a dejar su marco inmaculado mientras fuera un rival el que disparara, tapó el tiro de Héctor Mancilla al 59′.

La jugada pudo ser una inyección anímica para el Querétaro, pero cualquier posible insurrección se apagó cuando José Cardozo sustituyó a su goleador, Bueno, al 61′, para dar ingreso a Franco Niell, y ahí se acabó la temporada.

El cuadro local sobrellevó las acciones para pasar a la final, ni siquiera tuvo que asfixiar a los Gallos, que se quedaron con 10 hombres en la compensación por la expulsión de Michel Vázquez, quien ingresó en el segundo tiempo.

En el Invierno 2001 y en el Apertura 2003, con Ricardo Ferretti y Nery Pumpido al mando, respectivamente, los Tigres perdieron el título en el Estadio Universitario y ahora buscarán que la tercera sea la vencida para una afición que no grita “campeón” desde 1982.

Tigres y Santos protagonizarán una final inédita en la última serie de la que saldrá el campeón del torneo.

Este duelo tendrá a los equipos que clasificaron a la Liguilla en tercer y cuarto lugar, Tigres y Santos, respectivamente.

Los Tigres, que jugarán su sexta final, intentarán frenar una racha de 29 años que tiene el club sin ganar el título.

El campeonato lo ganaron en dos ocasiones en las temporadas 1977-1978 y 1981-1982, mientras que en otras tres oportunidades fueron subcampeones: en la campaña 1979-1980, Invierno 2001 y Apertura 2003.

Por su parte, Santos estará en su octava final y buscará su cuarto título en México tras los que obtuvo en los Torneos Invierno 1996, Verano 2001 y Clausura 2008. Sus subcampeonatos corresponden a la temporada 1993-1994 y en los Torneos Verano 2000, Bicentenario 2010 y Apertura 2010.

Los felinos avanzaron al derrotar 1-0 en el juego de vuelta (1-0 en el global) al Querétaro. En la ida empataron sin goles.

Mientras que el Santos, que derrotó 3-2 al Morelia (4-4 en el global), avanzó por mejor posición en la tabla.

En la banca, Ricardo Ferretti jugará su sexta final. Ferretti es el más experimentado al tener en su historial cinco finales, dos de ellas ganadas.

La primera fue en el torneo de Invierno 1997 con Chivas y la segunda en el Invierno 2009 con Pumas de la UNAM.

Su rival, Benjamín Galindo, técnico de Santos Laguna, no ha conquistado el título, ya estuvo en una final y la perdió, la del Apertura 2008 cuando dirigía al Cruz Azul, que en aquella ocasión cayó ante Toluca en penales.

Alrededor de la web