Calderón hace anuncio de tres cambios

El presidente mexicano los realiza en la recta final de su mandato

MÉXICO, D. F. (EFE).— El presidente de México, Felipe Calderón, aceptó ayer la renuncia de los ministros del Trabajo, Javier Lozano, y de Función Pública, Salvador Vega, así como de su secretario particular, Roberto Gil, quienes buscarán un escaño en el Senado en las próximas elecciones.

Tras destacar la labor de los tres funcionarios, Calderón anunció los nombramientos de Rosalinda Vélez al frente de la Secretaría del Trabajo, Rafael Morgan en el Ministerio de la Función Pública (SFP), y de José Guadalupe Tarcisio Rodríguez como su secretario particular.

El mandatario (2006-2012) exhortó a los nuevos cargos a continuar con los esfuerzos de transformación en 2012, un año que consideró fundamental para trabajar con “determinación y ahínco” para lograr un “México más seguro, más justo y más próspero”.

En una ceremonia celebrada en la residencia oficial de Los Pinos, en la que los funcionarios tomaron posesión de sus nuevos cargos, agradeció la gestión de Lozano en favor de la paz laboral, el diálogo entre los factores de la producción y la competitividad económica.

El ministro saliente lamentó la congelación en el Legislativo del proyecto de reforma laboral, que atribuyó a la “mezquindad” y al cálculo político, y celebró la llegada de Rosalinda Vélez a la Secretaría del Trabajo, la primera mujer que ocupa dicho cargo.

Justamente Calderón encomendó a Vélez, hasta ayer procuradora de la Defensa del Trabajo, impulsar dicha reforma, “redoblar esfuerzos” para generar condiciones de empleo y promover cursos que mejoren las capacidades de quienes buscan trabajo.

A Morgan, quien se despeñaba como subsecretario de control de auditoría en la SFP, encargó combatir la corrupción, profundizar el recorte de trámites y la modernización de la administración pública para dar un servicio eficiente a la ciudadanía.

Tras destacar la labor de Gil como su secretario particular, el jefe del Ejecutivo pidió a José Guadalupe Rodríguez, hasta ayer director general de Caminos y Puentes Federales, impulsar el diálogo, construir “sinergia y concordia”, así como mantener a la Presidencia siempre “como una puerta abierta a la ciudadanía”.

En septiembre pasado el mandatario mexicano también anunció cambios en su equipo, al sustituir a los titulares de las carteras de Hacienda, Ernesto Cordero, y Salud, José Ángel Córdoba, con motivo del proceso electoral.

Los mexicanos acudirán a las urnas el 1 de julio de 2012 para elegir al sucesor de Calderón y más de dos mil cargos de elección popular, incluidos 628 legisladores.

Felipe Calderón inició el 1 de diciembre pasado su sexto y último año de gobierno, en medio de una crisis de inseguridad por la violencia del crimen organizado, pero con la promesa de dar “un último y definitivo” esfuerzo para solucionar los problemas del país.