Oportunidad escolar

Los maestros de Los Ángeles están por concluir la votación sobre un nuevo contrato laboral que, de ser aprobado, abre una nueva oportunidad de colaboración entre el distrito escolar y los educadores para el beneficio de los alumnos.

El acuerdo obtenido por el sindicato de educadores (UTLA) con el Distrito Unificado de Los Ángeles (LAUSD) es una etapa nueva en el proceso escolar reformista para que los estudiantes salgan graduados con el conocimiento necesario.

Un cambio clave en el LAUSD, fruto de este acuerdo, es la moratoria de tres años a las escuelas chárter. El movimiento chárter dio el sacudón necesario a un sistema escolar público complaciente, en que los intereses encontrados de los adultos desplazaron en numerosas oportunidades al de los alumnos. Hay escuelas chárter buenas y malas, y tal como lo hemos dicho con anterioridad, si estas no son mejores que las regulares del LAUSD, no tienen razón de ser.

Sin embargo, esto no significa que las reformas iniciadas por las chárter vayan a desaparecer. El principio de autonomía, control local y flexibilidad en la administración considerado en el nuevo contrato será un renovado esfuerzo que debe conducir a una mejor colaboración entre padres, maestros y administradores.

Esta nueva política no significa marchas y contramarchas sino un rumbo similar actual dentro de los cambios que trajo la última elección a la junta escolar del LAUSD. El acuerdo en el que ahora los maestros tienen la última palabra refleja el nuevo enfoque de llevar la reforma a cabo dentro del distrito escolar sin recurrir a los operadores externos. Este es un desafío muy grande.

Cabe destacar un aspecto del contrato en que se establece el apoyo a las escuelas más necesitadas. La propuesta es muy buena, hasta incluye una mejoría en la reclasificación de los estudiantes, aunque quedan dudas sobre el financiamiento de las iniciativas en momentos de recortes de presupuestos. Esperamos que los maestros ratifiquen el acuerdo entre UTLA y LAUSD y que éste sea un modelo de colaboración hacia el fin común que es el aprendizaje de los alumnos.